El Ayuntamiento colabora con la restauración del establecimiento comercial Casa Gispert

El Ayuntamiento de Barcelona ha contribuido a la restauración y recuperación de los muebles interiores del establecimiento comercial “Casa Gispert”, mediante una ayuda extraordinaria a un local que dispone de elementos de interés patrimonial.

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal del Paisaje Urbano, ha contribuido a la restauración y recuperación de la imagen interior del comercio “Casa Gispert” mediante una ayuda extraordinaria a un local que dispone de elementos de interés patrimonial tanto en el exterior como en el interior, incluido en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico, Histórico-Artístico y Paisajístico de los Establecimientos Emblemáticos de la Ciudad de Barcelona.

Se trata de un establecimiento que ocupa los bajos de una finca situada en la esquina con la calle Sant Antoni de los Sombrerers y dispone de dos portales situados a ambos lados del portal de acceso a la zona de vestíbulo de la caja de escalera.

La tienda mantiene el uso original de tostador de frutos secos, y por ello las obras se han tenido que hacer con un plazo de tiempo muy ajustado. Se ha actuado principalmente en el interior de la tienda, aunque también se ha hecho la limpieza y adecuación de la rotulación exterior, cosa que ha permitido descubrir un letrero anterior de madera que se ha recolocado en el interior del local.

Un comercio lleno de elementos singulares

Uno de los elementos destacables es el horno de leña, que se mantiene activo, con todo el mecanismo necesario para tostar los frutos secos, en el cual se ha hecho una pequeña intervención de contención para evitar que las paredes exteriores se abrieran. También se conserva una gran parte del mobiliario: el mostrador, los estantes con o sin cajones, así como los grandes compartimentos de cajones por las mercancías, cestos, cenachos de esparto o sacos de rafia. Todo un muestrario que convierten el establecimiento en un referente inequívoco en su especialidad. Otro elemento destacable es la mampara vidriada que divide el local (venta) con el pequeño despacho, en la cual se han repuesto los vidrios que fallaban y se ha liberado de estanterías que la hacían invisible, dando más profundidad en la tienda, con la ayuda también de la recuperación de las aperturas de la fachada posterior.

Todas las intervenciones realizadas se han atendido a sus valores patrimoniales, con especial atención a la composición, materiales y cromatismo adoptados. Asimismo, se han utilizado técnicas y metodologías de restauración realizadas por personal especializado.