Plan de Prevención y Seguridad Ciudadana 2016-2019

Los datos muestran una estabilización de los índices de victimización y una mejora del sentimiento de seguridad en la ciudad y en el barrio que se contrapone a una preocupación creciente por los conflictos de convivencia.

El Plan de Prevención y Seguridad de Barcelona 2016-2019 debe dar respuesta a estas realidades estableciendo los objetivos y las líneas de actuación dirigidas a la cohesión social y territorial en la ciudad.

El plan consistirá, sobre todo, en diseñar una estrategia común orientada a prevenir y abordar las situaciones que generan problemas de convivencia y de inseguridad en nuestra ciudad.

EJE 1 - Gobernanza

Desarrollar una construcción colectiva de la seguridad. Vivir en barrios socialmente inclusivos y seguros

Vector 1. Potenciar mecanismos y reglamentos de los órganos de participación en el ámbito de la seguridad con el fin de incluir sectores de la Administración y colectivos sociales que hasta ahora no participaban.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

En el año 1984, el Ayuntamiento de Barcelona impulsó la creación del Consejo de Seguridad Urbana de Barcelona como órgano de participación y análisis de la seguridad en la ciudad. También en los distritos hay órganos donde se ponen en común informaciones y se comparte con representantes de la ciudadanía la evolución y los resultados de las políticas de seguridad.

La Ley 4/2003 de Ordenación del Sistema de Seguridad Pública de Cataluña prescribió la creación de la Junta Local de Seguridad “como órgano colegiado de colaboración y coordinación general de los diversos cuerpos de policía y otros servicios de seguridad que operan en su territorio y de participación ciudadana en el sistema de seguridad”.

El pasado mes de enero se amplió el consejo invitando a formar parte de él a representantes de los colectivos de mujeres, personas mayores, jóvenes, LGTBI y de la Mesa del Tercer Sector.

A pesar de este ensanchamiento de la base comunitaria en el consejo, es necesario definir y concretar el alcance de la participación de la comunidad en la identificación de necesidades y en la coproducción de las políticas que hay que llevar a cabo.

Vector 2. Fomentar instrumentos de participación en la planificación de las políticas de prevención, especialmente en el diseño, la regulación, los usos y los horarios de los espacios y los equipamientos de los barrios.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

La práctica del planeamiento urbanístico —de la definición de los proyectos, de espacios y equipamientos— puede contribuir a hacer que estos sean más placenteros y seguros si se tienen en cuenta las diferentes necesidades, aspiraciones, percepciones y prioridades de las personas que los utilizan. Por su parte, las experiencias que se derivan de la frecuentación de los espacios y de los equipamientos públicos del barrio se caracterizan por la creciente intersección de diferentes temporalidades y formas de sociabilidad que pueden derivar en situaciones de conflicto o incluso de inseguridad por la confrontación entre los usos esperados y las prácticas que se dan y entre el espacio concebido por los agentes planificadores y el espacio vivido.

Vector 3. Dar a conocer las estructuras y las dinámicas de gobernanza, publicando órdenes del día, propuestas y acuerdos.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Se detecta una falta de conocimiento de la población sobre la acción de la Administración en materia de prevención y de seguridad, que también puede suponer un lastre para la participación y el control democrático de la acción de gobierno.

EJE 2 - Transversalidad

Miradas diversas y respuesta conjunta por parte de los operadores públicos a las raíces de los problemas de convivencia y seguridad

Vector 4. Articular un espacio de decisión compartida de las estrategias de prevención por parte de los operadores públicos.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Poner en común las informaciones de las que disponen los diferentes operadores permite una visión compartida sobre los problemas de seguridad presentes en la ciudad, conocer sus efectos sobre la calidad de vida y avanzar en el abordaje proactivo y coordinado de las situaciones detectadas, así como controlar mejor los recursos y los gastos en materia de seguridad ciudadana.

Vector 5. Diseñar programas de intervención específicos adecuándolos en cada caso a las necesidades de convivencia y seguridad en los barrios, fomentando los convenios de colaboración con los actores en prevención.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Adecuar las respuestas a la diversidad social y territorial de la ciudad prestando especial atención a los territorios y colectivos vulnerables o con características especiales.

En investigaciones desarrolladas por la Dirección de Servicios de Prevención (2007 y 2010), se descubrió que el 50 % de las acciones de prevención del conflicto y de la convivencia son desarrolladas por entidades y asociaciones. Este capital social de la ciudad permite articular una acción conjunta entre los servicios públicos y los operadores sociales.

Vector 6. Identificar, consolidar y potenciar los programas o intervenciones que facilitan el uso universal de los espacios y equipamientos públicos de los barrios, la convivencia y la vivencia segura e inclusiva en los barrios.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Prevenir la desaparición de intervenciones y de programas que se han constatado como eficaces y que se han visto abocados a la desaparición.

Consolidar o reforzar los recursos destinados al programa que han mostrado su eficacia.

Generar mecanismos de evaluación de la eficacia de los programas vigentes.

EJE 3 - Conocimiento e innovación

De la información al conocimiento, construyendo inteligencia de la ciudad

Vector 7. Reforzar el potencial de la experiencia local como respuesta a problemas globales destacando las experiencias de la ciudad y aplicando técnicas de benchmarking para adaptar experiencias de éxito de todas partes.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Buscar alternativas nuevas a los retos y dificultades de ciudades de gran complejidad, incorporando experiencias positivas que se llevan a cabo en otras ciudades susceptibles de replicar su éxito en Barcelona.

Vector 8. Planificar y desarrollar acciones de conocimiento que establezcan las bases de las actuaciones en materia de prevención y seguridad.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Generar conocimiento para diseñar políticas informadas y mantener una línea de investigación en prevención y seguridad que facilite un abordaje de anticipación a las problemáticas de convivencia y seguridad.

EJE 4 - Eficiencia

Mejorar la gestión de la seguridad adaptándola a las nuevas demandas y realidades ciudadanas y territoriales

Vector 9. Emprender acciones para aumentar la confianza en los mecanismos y las condiciones de denuncia ciudadana.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Los índices de denuncia de hechos de victimización se sitúan en unas proporciones bajas y que, además, manifiestan una tendencia a la disminución. Hay que mejorar estos índices de denuncia, tanto para mejorar la relación entre la realidad delictiva y los datos policiales, como para garantizar la proximidad entre policías y ciudadanía.

Vector 10. Adaptar recursos en los ámbitos de protección y seguridad emergentes y en los sectores de población y territorios con más riesgo.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

Los registros de denuncias y de hechos de victimización, así como de otros indicadores, permiten observar zonas con una elevada concentración de indicadores de riesgo que apuntan a la necesidad de concentrar más presencia de recursos para garantizar la eficiencia en la respuesta.

Vector 11. Prevenir i controlar les manifestacions de la violència interpersonal.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

En los últimos años, las encuestas y los indicadores policiales muestran un incremento de nuevas formas de violencia entre las personas. Así, la Encuesta de Victimización apunta un aumento de las amenazas y agresiones (particularmente entre las chicas jóvenes), mientras que los pocos datos existentes consolidan la idea de que entre los jóvenes y los adolescentes se da cierta prevalencia de determinados tipos de comportamientos y relaciones violentas (acoso escolar). Por otra parte, la violencia machista mantiene una preocupante tendencia al alza y despuntan otras formas de violencia intrafamiliar que a menudo no quedan reflejadas en ningún indicador ni llegan a conocimiento de la policía. Reducir el número de agresiones interpersonales en todos los ámbitos debe ser un objetivo prioritario de las políticas de seguridad y convivencia.

Vector 12. Dar un nuevo impulso a la cultura de proximidad a la ciudadanía por parte de los cuerpos de protección y seguridad.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

El discurso de la población sobre los cuerpos de protección y de seguridad manifiesta una necesidad de mayor proximidad, que aumente el contacto y su presencia en el territorio.

Vector 13. Reforzar el sistema de medidas y servicios en beneficio de la comunidad como alternativa a la sanción.

¿A qué necesidad concreta responde este vector?

La sanción económica se ha convertido en uno de los mecanismos punitivos más extendidos a la hora de abordar las infracciones administrativas, si bien su eficacia recuperadora y preventiva se ha demostrado limitada y pone en evidencia la oportunidad de recuperación social de la medida alternativa.