La situación política en Cataluña y la contaminación, los principales problemas según la ciudadanía

Estas dos preocupaciones emergen del último barómetro semestral, correspondiente a diciembre del 2017, y relegan el turismo, que en el mes de junio era considerado el problema más importante de Barcelona, al cuarto lugar, que comparte con el paro y las condiciones de trabajo. El contexto político también es el tema de actualidad que se ha incorporado en esta edición de la encuesta, y de donde se desprende que más de la mitad de la ciudadanía (52.6 %) cree que los últimos acontecimientos tienen consecuencias negativas para la ciudad, y que una gran mayoría está en contra del encarcelamiento de los líderes políticos (80.5 %), de la aplicación del artículo 155 (75.9 %) y de la declaración unilateral de independencia 62 %).

En concreto, las peores consecuencias para Barcelona derivadas del contexto político afectarán a la economía de la ciudad, la convivencia y la imagen internacional de Barcelona. En cambio, la mayoría no prevé ninguna consecuencia negativa sobre el funcionamiento de los servicios de la ciudad. En este sentido, para el 33 % de los encuestados lo más beneficioso para Barcelona sería que Cataluña fuera un estado independiente; para el 27 %, que fuera un estado dentro de una España federal, y para el 19 %, que se mantuviera como una comunidad autónoma.

Según el Consistorio, estas cifras ponen de manifiesto la pluralidad de opiniones que conviven en la ciudad. El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha remarcado: “Con estos resultados, la ciudadanía dice que eso no se resuelve con el encarcelamiento de líderes políticos ni activistas sociales, ni con fiscales ni jueces, ni con salidas unilaterales. Se resuelve con más política y poniendo Barcelona en el centro de las prioridades.”

Se mantiene la buena valoración del Ayuntamiento de Barcelona

A pesar del contexto de incertidumbre, se mantiene la valoración positiva del Ayuntamiento de Barcelona, que sigue siendo la Administración mejor valorada, por delante de la Generalitat y el Estado. Así, un 54,8 % de los barceloneses y las barcelonesas consideran que la gestión municipal es muy buena o buena, un porcentaje que se mantiene estable respeto al barómetro de junio.

Por otro lado, la complicada situación política no ha deteriorado de manera significativa la percepción de mejora económica, que se da tanto en el ámbito de Barcelona como de Cataluña, ni la percepción de la economía familiar.

Valoración política

Con respecto a la política municipal, la alcaldesa es la líder municipal mejor valorada por primera vez, con 5,3 puntos. La siguen Alfred Bosch con 5,2 puntos y Xavier Trias, que obtiene 4,9 por término medio. Jaume Collboni recibe una valoración de 4,8; María José Lecha, 4,6; Carina Mejías, 3,1, y Alberto Fernández Díaz, 2,4 puntos por término medio.

Con respecto a la intención de voto, si ahora se celebraran elecciones municipales, ERC obtendría un 16,5 % de los votos, seguida muy de cerca por Barcelona en Comú, con un 16,3 % de los votos. En cuanto al resto de formaciones, el PSC tendría un 9,3 % de porcentaje de voto seguido de Ciudadanos (6,4 %), PDeCat (5,8 %), la CUP (3,6 %) y el PP (1 %).