×

Error message

Notice: Undefined index: environment in include_once() (line 676 of /var/www/apps/app0470/www/qualitataire/sites/default/settings.php).

Refuerzo de la red de vigilancia y control de la calidad del aire en la ciudad

Calidad del aire. La estación ampliará la representatividad de la medida de la contaminación en vías de tráfico importantes.

Nueva estación de control de la calidad del aire en la avenida Meridiana, de momento, en fase de pruebas. La instalación se añade a las once estaciones que ya se encuentran repartidas en diferentes puntos de la ciudad para evaluar de manera representativa la calidad del aire de Barcelona.

La nueva estación funcionará durante los próximos meses en fase de pruebas para ajustar todos los parámetros necesarios y poder incorporarse con garantías a la red de vigilancia y control de la calidad del aire.

La instalación se añade a las once estaciones que ya hay en la ciudad de Barcelona y que tienen como objetivo cubrir el máximo número de subáreas para poder evaluar de forma representativa la calidad del aire de la ciudad.

En este sentido, el objetivo de la nueva estación es ampliar la representatividad de las medidas de contaminación que se toman en diferentes vías de tráfico, cada una con una casuística diferente, como la de la trama urbana del centro de la ciudad, que se mide en las estaciones de L’Eixample y de Gràcia.

De las once estaciones que hay actualmente, y que forman la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire de Barcelona, adscrita administrativamente al Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, dos son estaciones automáticas de tráfico, cinco son estaciones automáticas de fondo urbano, una es una estación manual de tráfico y tres son estaciones manuales de fondo urbano.

Para un aire más limpio

Hay que tener en cuenta que los valores de contaminación del aire que recogen estas estaciones no solo determinan la contaminación de la zona donde se ubican físicamente, sino que funcionan como una muestra representativa de diferentes áreas con unas determinadas condiciones de emisión y dispersión de contaminantes que se encuentran en diferentes puntos de la ciudad.

Según el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, “los sistemas de medida precisos para conocer la contaminación en la ciudad son fundamentales para combatirla. Conocer el alcance del problema, en cada calle, forma parte de nuestro compromiso para conseguir un aire más limpio en la ciudad. Este sistema complejo de detección también nos ayudará a valorar el impacto de la zona de bajas emisiones y a conocer el alcance de la contaminación provocada por el tráfico de vehículos en cada trama urbana”.

Con respecto a la nueva estación de la Meridiana, Badia ha añadido: “Este nuevo punto de medida en una de las vías más transitadas de la ciudad nos dará mucha información relevante para evaluar la contaminación en las vías de tráfico intenso, que también nos dan las estaciones de L’Eixample y Gràcia”.

Otros refuerzos de la red

Además, la red de vigilancia se complementa con una unidad móvil equipada con analizadores automáticos, captadores manuales y una estación meteorológica. La función de las unidades móviles es participar en estudios concretos de evaluación de la calidad del aire, por ejemplo, la evaluación antes y después de la implementación de supermanzanas, ejes verdes o pacificaciones de algunas zonas.

Los valores que se recogen en las estaciones se trasladan al mapa territorializado de alta resolución de los niveles de contaminación en Barcelona. Se muestran los niveles de los principales contaminantes que afectan a la calidad del aire de la ciudad, el NO2 y las PM10. Esta herramienta permite visualizar los niveles anuales de inmisión por cada tramo de calle, es decir, los valores de contaminación que pueden afectar a la ciudadanía.

Para poder avanzar en la mejora de la medida de la contaminación en la ciudad, también se prevé reforzar en los próximos años la red actual con campañas de medida con difusores pasivos de NO2. Estas campañas se definirán cada año en diferentes puntos y consistirán en desplegar estos difusores en zonas concretas y determinadas con criterios de representatividad.

Todos estos datos permitirán tener una representatividad de la contaminación atmosférica de la ciudad mucho más robusta y precisa por tramos de calles concretas de la ciudad.