Barcelona será la capital de la alimentación sostenible en 2021

09/10/2019 - 10:13 h

Jorge Luis Fuentealba Diez

Barcelona ha sido designada para acoger la cumbre internacional de 2021 del Pacto de Políticas de Alimentación Urbana de Milán, y por lo tanto se convertirá en la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible.

Durante la Quinta Cumbre Anual de Alcaldes del Milan Urban Food Policy Pact, que se celebra en Montpellier del 7 al 9 de octubre, Barcelona fue designada para acoger la cumbre internacional de 2021 del pacto, y por lo tanto se convertirá en la capital de la alimentación sostenible.

La designación de Barcelona tiene su elemento central en la organización del “Encuentro Mundial de Alcaldes del Pacto de Políticas de Alimentación Urbana de Milán” y la propuesta es que el encuentro tenga lugar en abril de 2021 bajo el lema “Resiliencia creciente: Sociedades de Alimentación Sostenible para abordar la Emergencia Climática”.

La candidatura de Barcelona se basa en tres ejes clave:

  • Promover dietas saludables, sobre todo en el caso de la infancia.
  • Plantear la alimentación sostenible como una oportunidad económica para el comercio de proximidad y la agricultura.
  • Remarcar su vertiente como estrategia para luchar contra el cambio climático.

Por otra parte, la capitalidad de Barcelona pondrá énfasis en el momento de concienciación sobre el cambio climático que se está produciendo tanto a nivel internacional como a nivel de ciudad, teniendo presente que esta capitalidad se producirá con posterioridad a la Cumbre del Cambio Climático de Naciones Unidas que tendrá lugar en Glasgow en 2020. Se vincula también con muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La concejala de Salud, Envejecimiento y Cuidados del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Gemma Tarafa, remarcó al encuentro de Montpellier que “la alimentación tiene un impacto muy importante en la salud y en la incidencia de patologías como obesidad, diabetes o cardiovascular, y hacer frente a estas políticas alimentarias también nos debe ayudar mucho a mejorar la salud de los vecinos y vecinas de la ciudad”.

Por su parte, el comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Política Alimentaria del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Álvaro Porro, destacó que “creemos que es un reconocimiento a la visibilidad de Barcelona en el mundo y que esto ayudará a visibilizar este tema a nivel internacional. Barcelona es referente en políticas innovadoras y en políticas sociales y ambientales, y además, es la capital de la dieta mediterránea, referente para el modelo alimentario que se quiere construir, por sus mercados, por sus productos, por el parque agrario, y por su restauración. La alimentación es un vector de cambio por tres razones: los retos de salud, como una de las principales causas de cambio climático y porque es una oportunidad económica para el comercio de proximidad y el campesinado”.

Barcelona es signataria del Milan Urban Food Policy Pact desde 2015, un pacto internacional que recibe el apoyo de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y en el que 200 ciudades participantes se comprometen a desarrollar modelos agroalimentarios sostenibles, justos y sanos.

Más información en nota del Servicio de Prensa del Ayuntamiento de Barcelona (en catalán)