Míriam Campos Leirós (Teachers for Future): "No tenemos que esconder la realidad a nuestros hijos, tenemos que enseñarles a cuestionar la información"

23/11/2021 - 12:48

Míriam Campos Leirós es una maestra del CEIP Mallón de Nigrán (Pontevedra, Galicia) y una de las caras más visibles de Teachers for Future-*Profes miedo lo Futuro.

Míriam Campos Leirós es una maestra del CEIP Mallón de Nigrán (Pontevedra, Galicia) y una de las caras más visibles de Teachers for Future-*Profes miedo lo Futuro.

Considera que el cambio climático no es solo un tema de ciencias, sino algo que se puede estudiar desde diferentes perspectivas, puesto que forma parte de nuestro día a día, por eso defiende que se incorpore al currículum de contenidos, no solo en una asignatura. «Desde Teachers for Future-Profes por el Futuro el que pretendemos no es solo concienciar a las nuevas generaciones sobre los peligros del cambio climático, sino que este mensaje que transmitimos a los niños y niñas se extienda a la sociedad. Hay una parte de la educación social que se puede conseguir a través de los niños, y confiamos en esto», nos explica.

¿De donde viene su interés por la educación ambiental?

Yo nací en un pueblo, hecho que me permitió vivir muy cerca de la natura. Desarrollé cierta sensibilidad. Hacia el año 2013, me di cuenta que tenía muchos alumnos que desconocen el nombre de los árboles fruitals, que no sabían asociar el árbol a la fruta y que los faltaba vocabulario de animales. Muchos alumnos no sabían diferenciar una cigüeña de una golondrina. Fue entonces cuando me di cuenta que vivíamos de espaldas a la natura, bajo la influencia de una sociedad materialista. En este punto empecé a introducir un aprendizaje de corte ambientalista en los proyectos que llevaba a cabo.

¿Cómo nace Teachers for Future- Profes por el Futuro?

A raíz de esta inquietud, puse en marcha un blog que se denominaba Lo guiño verde e invité a diferentes profesores y profesoras a compartir actividades e ideas relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático. Se buscaba el efecto contagio. En este contexto, nació Fridays for Future España, que pronto se puso en contacto con nosotros. A través de el Fridays for Future me enteré de la existencia de Teachers for Future Suecia y me puse en contacto, con la intención de unirme a ellos. Me comentaron que si quería, podía poner en marcha un Teachers for Future España y así lo hice.

¿Y como funciona?

Hay diferentes niveles de implicación, según la disponibilidad de cada persona. Hay personas que se dedican a difundir el trabajo que basura, otros elaboran materiales didácticos, otros se ocupan de temas logísticos, etc. Cada persona aporta el que puede en función de sus circunstancias, porque esto es algo que basura de manera altruista. Tenemos diferentes grupos que funcionan de manera territorial, pero estamos muy relacionados. El 1 y el 2 de octubre tuvimos el primer encuentro nacional a Madrid de Teachers for Future España. Fue un encuentro muy enriquecedor.

¿Tenéis contacto con los Teachers for Future otros países?

Hay un grupo de Telegram con los Teachers de todas partes y desde allá intercambiamos ideas. Con quién más comunicación tenemos es con los de Italia y Reino Unido. En Suecia y Alemania hay nodos muy activos, pero la comunicación queda algo más limitada a causa de la barrera idiomática.

A menudo dice que en España hay una educación ambiental menos desarrollada, si lo comparamos con el resto de Europa.

Como sociedad, vamos muy atrasados, porque hay actitudes o hábitos ya incorporados en países como Suecia o Dinamarca que aquí todavía no tenemos o que se ven como ‘actas ecologistas’. Hacen falta buenas campañas de concienciación a todos los niveles; y el público objetivo no son aquellas personas que ya están concienciadas, sino aquellas que no lo están. La dificultad rae a transmitir un mensaje que sea accesible y no reducirlo a una situación de catastrofismo sin salida. No todo el mundo sabe qué es el IPCC y el trabajo que hacen: tenemos que trabajar por un lenguaje más accesible y dejar de banda los aspectos más técnicos o especializados del cambio climático.

Como ves a los y las jóvenes, hoy en día? Cree que están más concienciados que las generaciones anteriores?

Sí, definitivamente. Pienso que hay más concienciación que antes a todos los niveles, a pesar de que también tengo que decir que hay muchos centros educativos en los cuales la educación y la concienciación ambiental queda relegada a plantar un árbol un día en el año. Esto no es concienciación ambiental, sino un acto simbólico. Justo es decir, pero, que en este aspecto, en las escuelas, hemos mejorado muchísimo. En el futuro, me imagino una sociedad plenamente concienciada en la cual se hable constantemente sobre cambio climático, y sobre todo, se entienda. Esta es una parte de la tarea de Teachers for Future: no solo educar los niños y niñas, sino educar a la sociedad en general.

Uno de los conceptos que ha aparecido durante los últimos años es de ecoansiedad. ¿Cómo se aborda, desde las aulas?

Hay una parte de realidad sobre el cambio climático que ya tenemos encima. La ciencia lo repite cada día. El último informe del IPCC fue demoledor: de los cinco escenarios que presentaban todos eran bastante malos. Más que esconder la realidad a nuestros niños, el que tendríamos que hacer es enseñarlos a que aprendieran a gestionar la información que los llega. La solución no se encuentra en el inmovilismo y se tiene que seguir luchando porque las consecuencias del cambio climático sean las mínimas. Con los niños tenemos que trabajar la gestión emocional de todo y hacerlos entender que el miedo que paraliza no puerta en ninguna parte.

Uno de los puntos principales del discurso de Teachers for Future-Profes miedo lo Futuro es que la educación ambiental tiene que ser algo transversal a todas las materias.

Los temas de educación ambiental y cambio climático han quedado relegados a las ciencias naturales y desde hace años, no ha habido ninguna evolución respecto a este tema. Nosotros ponemos sobre la mesa el tema del currículum ‘oculto’: cuando a los problemas de matemáticas se habla sobre granjas o bancos, se está transmitiendo una serie de ideas mercantilistas que los niños adoptan como propias. Se tiene que trabajar contra esto. La educación ambiental en España ha evolucionado muy poco y es un tema que se toma a la ligera.

Hace escasos días acababa la COP26, la cumbre sobre cambio climático y medio ambiente, celebrada en Glasgow. ¿Qué valoración hace?

La COP26 me ha parecido una presa de pelo por muchos motivos, no solo en referencia a la pequeña parte que ha ocupado la educación ambiental dentro de las reuniones de ‘juventud’. En este sentido, los Teachers For Future-*Profes miedo lo Futuro nos sentimos muy decepcionados. De las delegaciones no hemos obtenido nada concluyente ni contundente. Se habla que ha sido una cumbre blanca y elitista, excluyente. Se tenía que defender los países del sur, pero se ha hecho todo el contrario. La valoración que en basura es nefasta. Este tipo de cosas hace que te sientas mal, un poco estúpida: todo el trabajo que basura a Teachers for Future-*Profes miedo lo Futuro es de manera voluntaria, durante nuestro tiempo libre. Hace que te plantees muchas cosas, pero hicimos terapia de grupo y concluimos que es precisamente por estos motivos que nuestro trabajo es más necesario que nunca.