Barcelona abre en Sant Andreu un centro de alojamiento familiar para familias desahuciadas

18/12/2012 - 00:00

El complejo, situado en la calle de las Navas, dispone de 25 apartamentos para las familias vulnerables o afectadas por un desahucio, que se podrán alojar de manera temporal. Pasados seis meses, si su situación no se ha resuelto, podrán acceder a una vivienda social adjudicada a través de la Taula de Emergencias o a otro recurso social

El Ayuntamiento de Barcelona acaba de abrir un nuevo centro de alojamiento familiar temporal, que consta de 25 viviendas de urgencia para familias desahuciadas.

El complejo, situado en la calle de las Navas, en el distrito de Sant Andreu, también dispone de una Escola Bressol y un centro cívico.

Las familias se podrán alojar durante seis meses y pasado este tiempo, si su situación no se ha resuelto, podrán acceder a una vivienda social adjudicada a través de la Taula de Emergencias

«Es una buena herramienta para dar salida a este problema que tenemos actualmente. Una situación así exige buscar nuevas soluciones. Pondremos en marcha más centros como éste durante los próximos meses», ha anunciado el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, durante una visita al complejo, que estará en funcionamiento a partir de este mes de enero.

A estas viviendas también podrán acceder familias en situación de vulnerabilidad que no dispongan de un domicilio o bien que éste no esté en condiciones para ser habitado.

Los apartamentos de este nuevo equipamiento tienen 40 metros cuadrados y disponen de cocina-comedor, sala de estar, dormitorio y lavabo. Además, el complejo, que estará abierto los 365 días del año, tiene espacios comunes, como una lavandería y una sala multiusos.

Las familias que podrán disponer de este alojamiento provisional serán derivadas directamente por los servicios sociales básicos y especializados de la ciudad. Una vez ingresen, se los hará un seguimiento hasta que se resuelva su situación provisional y puedan ser derivadas a otro recurso de alguna de las redes de atención social de la ciudad o se les adjudique un piso.

Si no se dan estas circunstancias, la estancia en el nuevo equipamiento se podrá alargar en función de las necesidades de las personas atendidas, después de una evaluación individualizada.

El coste del alquiler irá a cargo del Área de Calidad de Vida del Ayuntamiento, con una aportación de los usuarios proporcional a los ingresos de la familia, en caso de que tenga.


Vídeo ‘Centro de alojamiento temporal’