Barcelona implanta la recogida de residuos selectiva puerta a puerta en el casco antiguo de Sarrià

19/02/2018 - 16:09

Medio ambiente. La experiencia se enmarca en la Estrategia Residuo Cero municipal y responde a una demanda de la Asociación de Vecinos de Sarrià y otras entidades y es uno de los proyectos impulsados por el Compromiso por el Clima.

El Ayuntamiento de Barcelona ha implantado el 19 de febrero de 2018 un sistema de recogida selectiva puerta a puerta en el casco antiguo de Sarrià (Sarrià Viejo).

Este nuevo sistema responde a una demanda de la Asociación de Vecinos de Sarrià que planteó la necesidad de un cambio en el sistema de recogida de residuos para el barrio. A finales de 2015, la Asociación de Vecinos junto con otras entidades propusieron al Ayuntamiento, en el marco del “Compromiso por el Clima”, llevar a cabo un diagnóstico y propuesta de recogida puerta a puerta en el casco antiguo de Sarrià. Desde entonces, vecindario y servicios técnicos del Ayuntamiento han estado trabajando en su diseño.

Es un proyecto muy importante para el conjunto de la ciudad porque ayudará a alcanzar los objetivos de la Estrategia Residuo Cero, una estrategia basada en la disminución de la generación de los residuos, la reutilización de los productos, y el reciclaje eficiente de los residuos, para garantizar la mejora de la calidad del producto reciclado y, de manera specifica, de la materia orgánica.

La Estrategia Residuo Cero debe permitir salir del estancamiento del nivel de recogida selectiva de residuos que se ha producido en el conjunto de la ciudad desde hace más de cinco años, alrededor del 36%, y hacer un salto adelante para llegar a unos niveles de recogida selectiva cercanos al 60%, en la línea de lo que exige tanto la Unión Europea como el Plan de Gestión de Residuos de Cataluña.

El sistema de recogida puerta a puerta 

La implantación del sistema de recogida puerta a puerta en un barrio de la ciudad permite enriquecer el abanico de sistemas de recogida actualmente existente en la ciudad (recogida con contenedores, recogida con neumática, etc.) con un nuevo sistema que está demostrado que permite alcanzar mejores niveles de reciclaje.

Barcelona se suma así a las experiencias de otras ciudades como Berlín, Milán, Munich, Londres, Amberes, Parma, Ljubliana, donde en algunos barrios ya se encuentra implantado este sistema. El sistema puerta a puerta hoy en día ya da cobertura, en diversas variantes, además de 9.000.000 de personas de grandes ciudades europeas, además de muchos otros pequeños y medianos municipios.

En el caso de Barcelona, la experiencia en Sarrià supondrá uno de los sistemas Puerta a Puerta mayores de Cataluña, aunque cada vez más municipios, unos 300, están implantando total o parcialmente este sistema de recogida.

El Casco Antiguo de Sarrià (Sarrià Viejo), por su configuración territorial, y con 8.500 habitantes, presenta un escenario idóneo para el desarrollo del primer sistema de recogida selectiva de residuos puerta a puerta de toda la ciudad. Los resultados esperados permitirán ahorrar muchos materiales, agua y energía.

Es un sistema que supone una mejora de la calidad del espacio público por los vecinos:

  • Calles y plazas más limpios.
  • Mejora de la calidad de los residuos recogidos en todas las fracciones, y en especial, los que provienen de la materia orgánica (reducción de impropios).
  • Mejora de la calidad del aire así como de la disminución de los niveles de ruido dado que hay tres días que no hay recogida en el barrio.
  • Mejora del mobiliario urbano para la instalación de papeleras nuevas con tapa para los residuos de pequeño formato.

La experiencia pionera del casco antiguo de Sarrià será una referencia y un ejemplo para el resto de barrios de Barcelona. A partir de esta experiencia se espera que en otros lugares de la ciudad también aparezca la demanda de implantar este sistema, y se haga de manera ordenada y progresiva donde sea adecuado.

La colaboración de la ciudadanía en la recogida puerta a puerta de residuos es clave para conseguir todos los beneficios previstos.

El sistema de recogida puerta a puerta implica nuevos hábitos para el vecindario del casco antiguo de Sarrià de obligado cumplimiento como son: el día indicado para sacar la fracción acordada de los residuos, el horario de bajar la basura (de 20 a 22 horas) y el horario de recoger los cubos de orgánica y los comunitarios.

La recogida comercial es diaria como hasta ahora y se amplía en los generadores de fracción orgánica que están dentro de la zona del Puerta a Puerta.