Atención y soporte grupal

La atención grupal es una modalidad de atención centrada en la recuperación y la recreación de vínculos personales y sociales y de habilidades de relación. Se trata de una estrategia fundamental para combatir el aislamiento y facilitar que las personas realicen los cambios que crean más convenientes para su vida.

El grupo, pues, se convierte en una herramienta importante de transformación que refuerza las capacidades de las personas mediante las relaciones y los vínculos que se establecen.

Las personas participantes tienen unas necesidades comunes y los y las profesionales desarrollan un trabajo de acompañamiento en la resolución de sus problemas o intereses comunes, favoreciendo la ayuda mutua, la cohesión de grupo y la inclusión social en el territorio.

Está dirigido a la población en general y a colectivos específicos afectados por una problemática o necesidad similar, como, por ejemplo:

  • Personas cuidadoras
  • Grupos para madres o padres con hijos o hijas menores a cargo
  • Personas solas o con escasos vínculos y habilidades sociales
  • Mujeres que sufren o han sufrido situaciones de violencia machista
  • Personas que tienen que asumir una nueva realidad a causa de la crisis económica
  • Grupos de adolescentes y jóvenes