El nuevo Can Batlló toma forma

El nuevo Can Batlló toma forma

Equipamientos. La EMAV y Coòpolis serán los primeros equipamientos que se pondrán en marcha en el proceso de rehabilitación de Can Batlló.

Entre los años 2018 y 2019 entrarán en funcionamiento dos de los grandes equipamientos de Can Batlló: la nueva sede de la Escuela de Medios Audiovisuales (EMAV) y el proyecto de economía social y solidaria Coòpolis. Con el conjunto de actuaciones impulsadas en los últimos meses por el Gobierno municipal y la tramitación de la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM), se acelera la conversión del recinto fabril en un espacio social ganado para el barrio y la ciudad.

La rehabilitación de Can Batlló da respuesta a las demandas vecinales de equipamiento y es un ejemplo de la apuesta del Ayuntamiento por “la innovación, por nuevas formas de cogestión y coproducción de políticas públicas” que se quieren impulsar también en otros barrios, según ha asegurado la alcaldesa, Ada Colau.

En breve se iniciarán las obras de rehabilitación del bloque 7 del complejo, donde se ubicará la nueva sede de la Escuela de Medios Audiovisuales, en la cual se invertirán 12,9 millones de euros. Cuando abra, a finales del 2018, tendrá una capacidad de hasta 600 alumnos de audiovisuales, 175 más de los que el EMAV tiene en la sede actual en la Via Laietana.

Can Batlló también será la sede del proyecto Coòpolis, de fomento de la economía social y solidaria bajo criterios de gestión comunitaria y participada entre el vecindario, la Administración pública y el movimiento cooperativo. Se trata de un proyecto impulsado por las cooperativas La Ciutat Invisible, Lacol y la asociación Impuls Cooperatiu de Sants, en la que el Ayuntamiento participa desde el 2013. Coòpolis dispone de una dotación económica de 5 millones de euros y se prevé que esté operativo el año 2019, aunque en el mes de abril de este año se habilitará un espacio provisional de promoción del proyecto.

La propuesta de modificación del plan urbanístico incluye, además, la previsión de suelo para construir 1.455 viviendas potenciales en todo el ámbito Can Batlló – Magòria, 470 de las cuales tendrán algún tipo de protección oficial. Además, y en el marco de la apuesta del Ayuntamiento para promover políticas de acceso a la vivienda digna a precios asequibles en régimen cooperativo, se ha cedido uno de los solares municipales de Can Batlló a favor de la cooperativa La Borda, que construirá 28 viviendas de protección oficial (HPO). Estas viviendas se suman a las 33 promovidas por la cooperativa de la Federación de Asociación de Vecinos de Barcelona, entregadas en el mes de diciembre.