Un atractivo turístico que continúa en alza

Un atractivo turístico que continúa en alza

Turismo. El turismo en la ciudad creció un 5 % en el 2019 y ya llega a los 12 millones de visitantes. El promedio de la ocupación del sector hotelero fue del 82,8 %.

Barcelona recibió el año pasado a cerca de 12 millones de turistas, un 5 % más que en el 2018. El 12,6 % del territorio concentra a buena parte de estos visitantes, lo que conlleva que sea imprescindible que se siga trabajando para minimizar los efectos de esta masificación en el espacio público y para redistribuir los beneficios entre la ciudadanía, como propone la nueva medida de creación de imaginarios turísticos.

En total hubo 33 millones de pernoctaciones en los hoteles y viviendas de uso turístico de la ciudad, lo que supone un aumento del 5,6 %. También se ha incrementado el gasto medio diario de los turistas extranjeros en Barcelona, que se sitúa en los 195 euros.

Los turistas españoles siguen siendo el grupo más numeroso (1.446.457), aunque representan un 3,1 % menos que en el año anterior. La proporción de turistas provenientes del Estado es la más baja de los últimos años, un 17 %, frente al 31 % que representaba en el 2005, mientras que el número de visitantes internacionales ha aumentado un 7,6 %, y destaca sobre todo el crecimiento de los mercados de largo recorrido, como el asiático, por ejemplo, Corea del Sur (37,5 %), Japón (29,5 %) y China (29,5 %), o países como México (26,7 %).

Una medida para descentralizar el turismo

El turismo se concentra en los siete espacios de gran afluencia (EGA), que representan tan solo el 12,6 % del territorio de la ciudad. Con el objetivo de descentralizar el turismo, reducir los efectos negativos de la masificación y redistribuir los beneficios de esta actividad, se ha diseñado una medida municipal que amplíe el perímetro turístico real.

La Medida de gobierno para crear nuevos imaginarios turísticos en los distritos de la ciudad prevé potenciar la interacción del sector turístico con la cultura, el deporte, la ciencia o el territorio para crear más reclamos que atraigan a visitantes a todos los barrios de la ciudad.

Estos nuevos contenidos y atractivos se crearán en torno a elementos transversales como son la ecología urbana, la gastronomía, la investigación científica, el turismo inclusivo, la industria creativa, los contenidos metropolitanos y los videojuegos.

Paralelamente, también se está repensando la movilidad turística para encontrar la manera de descongestionar de buses turísticos y autobuses discrecionales el centro de la ciudad.

El balance del turismo de Barcelona del año 2019 se ha elaborado a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística, que se pueden consultar con más detalle en esta infografía.