Europa

El europeísmo forma parte del ADN de nuestra ciudad

Barcelona y Europa

Europa es el ámbito de actuación internacional de Barcelona por excelencia. Podemos decir que el europeísmo forma parte del ADN de la ciudad. Es por eso que el Ayuntamiento ha hecho una apuesta política decidida por fomentar las relaciones bilaterales y por trabajar en red y en el marco de las instituciones europeas. 

Esta actuación multilateral tiene un doble objetivo complementario. Por una parte, facilitar los intercambios y los proyectos que enriquezcan la gestión cotidiana de Barcelona y, por la otra, contribuir al debate a favor de una Europa donde el papel de las ciudades y las autoridades locales sea reconocido y tenga una voz propia.

En este sentido, el Ayuntamiento mantiene intercambios con numerosas ciudades europeas, ya sea en el marco de acuerdos de colaboración o de hermanamientos, o en colaboraciones bilaterales que se establecen para abordar temáticas concretas. La colaboración con ciudades también se concreta a través de la participación en proyectos europeos, cuya coordinación municipal se hace desde la Dirección de Relaciones Internacionales. 

Por otra parte, el Ayuntamiento de Barcelona apuesta por el trabajo en red, que permite por un lado sumar los esfuerzos de las ciudades para erigirse en interlocutores de peso frente a las instituciones europeas, y por el otro lado tener un espacio de intercambio de buenas prácticas para mejorar el servicio de los ayuntamientos hacia la ciudadanía.

Relaciones bilaterales

La estrategia internacional de Barcelona tiene en las relaciones bilaterales uno de sus pilares, ya que el intercambio de buenas prácticas y la cooperación es una herramienta que ayuda a mejorar la gestión de la ciudad y, por tanto, tiene un beneficio directo en la ciudadanía. También contribuye a profundización de el sentimiento de pertenencia a la Unión Europea. 

De un lado se trabaja a partir de convenios de cooperación, que habitualmente presentan un espectro de ámbitos de cooperación más reducido y una vigencia temporal limitada. Barcelona ha establecido vínculos bastante estrechos con diferentes ciudades europeas a través de convenios de colaboración en diversos campos de actuación. Por otro lado, están los hermanamientos, que han sido, tradicionalmente, un medio excelente para abrirse al exterior y establecer contactos formales con otras ciudades europeas. La ciudad está hermanada con siete ciudades europeas. La primera ciudad con quien se hermanó fue Montpellier, el 23 de noviembre de 1963.

Ciudades hermanadas con Barcelona:

Protocolos de cooperación vigentes:

Participación en redes europeas

A escala europea, cabe destacar la participación en Eurocities, la red de las grandes ciudades europeas, de la que Barcelona fue miembro fundador. Barcelona forma parte de su comité ejecutivo desde el 2012. Esta red se constituye como una gran plataforma con dos grandes objetivos:

  • Por un lado, proporcionar una voz a las ciudades europeas ante las instituciones comunitarias para que las ciudades vean reconocido su papel de actores esenciales en el proceso de construcción europea, es decir, ejercer el lobby político dentro de las instituciones europeas.
  • Por otro, constituye una plataforma para compartir ideas, intercambiar experiencias y elaborar respuestas innovadoras, en el marco de una realidad y problemática común. La red promueve los intercambios, la cooperación técnica y la participación en proyectos transnacionales, así como la organización de campañas de ámbito europeo y la participación en estas.

Por otra parte, Barcelona es fundadora del Comité de Ciudades y aglomeraciones por la alta velocidad y el Corredor Mediterráneo, un grupo de interés o red informal, que tiene por objetivo conseguir una mejora global del Corredor Ferroviario en su conjunto: alta velocidad, pero también trenes regionales, cercanías y mercancías.