Ángeles Nuevos
Un friso fotográfico para la plaza de la Gardunya, de Jorge Ribalta

 


Un nuevo monumento público en la plaza de la Gardunya, producido por La Virreina Centre de la Imatge y el Departamento de Patrimonio Arquitectónico Histórico y Artístico, área de Ecología Urbana, Ayuntamiento de Barcelona.

PRESENTACIÓN

La exposición Ángeles Nuevos. Escenas de la reforma de la plaza de la Gardunya, Barcelona (2005-2018) se presentó en la Virreina entre julio y octubre de 2019.

Esta muestra ofrecía un seguimiento fotográfico de la transformación de la plaza a lo largo de trece años, desde las primeras demoliciones de 2005, anteriores a la reforma, hasta la llegada de los habitantes a los pisos de protección oficial en junio de 2018. Presentaba también aspectos de la historia de la plaza, principalmente del antiguo monasterio de Santa Maria de Jerusalem y los avatares del espacio de la futura plaza tras su derribo en el último tercio del siglo xix. Avatares determinados por una doble condición de espacio trasero del mercado de la Boqueria y del Hospital de la Santa Creu.

La exposición tuvo una recepción especialmente favorable en la comunidad de vecinos de los pisos de protección, constituidos en asociación o plataforma en favor de la mejora del entorno de la plaza. Las imágenes y materiales de la muestra les han aportado elementos para entender la historia de la plaza. También les ayuda a situarse mejor en su llegada a un lugar nuevo que es ahora cuando se incorpora a la ciudad, y que no había sido propiamente habitado durante más de un siglo y medio.

Esta propuesta nace de la petición de los vecinos de instalar las fotografías de la exposición en los espacios comunes de los vestíbulos y escaleras de los pisos. En su nuevo emplazamiento, las fotografías aportan densidad histórica a una arquitectura nueva, ayudan a hacer el espacio legible y habitable.

PROPUESTA DE INTERVENCIÓN

La propuesta de instalar fotografías sobre la memoria de la plaza se inicia con la intervención en las tres entradas de los pisos mediante un wallpaper fotográfico, que articula una función decorativa con un sentido narrativo y de documento histórico.

Sin embargo, la intervención no se limita a los pisos, sino que parte de entender la reforma como un conjunto orgánico de elementos y se extiende por los diversos espacios que rodean la plaza. Los pisos, el mercado y la escuela de arte configuran un entorno de elementos dispares que, no obstante, participan de la misma reforma y coherencia formal diseñada por el estudio de Carme Pinós y están destinados a convivir. La intervención ofrece un hilo conductor para esos elementos con diferentes funciones, un vínculo que es de carácter histórico; las fotografías hacen aparecer diferentes episodios de la historia del lugar. En el plano formal, plantea un diálogo entre fotografía y arquitectura que intenta adaptarse a las diferentes funciones y usos de los elementos arquitectónicos.

Dado que la reforma de la plaza aún mantiene partes inacabadas que tendrán que ir completándose en años sucesivos, como el acceso al patio del antiguo hospital o la reforma de los Jardins del Doctor Fleming, la propuesta es también revisable y se puede ampliar en el futuro a los espacios del lado del antiguo hospital, a medida que se vayan ejecutando.

ITINERARIO

Los murales en cada uno de los espacios son fragmentos (documentos / monumentos / ruinas). A través del conjunto del recorrido alrededor de la plaza, configuran un gran friso fotográfico que representa mise en abyme aspectos de la historia del lugar. Diferentes momentos de la reforma, entre 2005 y 2018, que hacen aparecer los diferentes estratos históricos.

El recorrido empieza en la escalera 1 de las viviendas, en la calle Floristes de la Rambla número 10, frente la placita de los Jardins del Doctor Fleming, y junto a la entrada actual del parking subterráneo. El mural es una síntesis de la historia del antiguo parking de la plaza de la Gardunya y su soterramiento. Arranca con las excavaciones arqueológicas de 2009 de una necrópolis neolítica en este mismo emplazamiento y acaba con el inicio de la repavimentación tras el soterramiento, en 2013. En la pared del fondo, los ladrillos firmados aluden al portal contiguo de la escalera 2 donde están colocados. A ellos se superpone una secuencia que representa la historia del Corralet, el antiguo cementerio del Hospital de la Santa Creu y la Academia de Medicina, que estaba situado en los actuales Jardins del Doctor Fleming.

En el mural de la escalera 2, en la misma plaza de la Gardunya número 5, se combinan imágenes de excavación arqueológica y de construcción de los pisos: desde las primeras excavaciones en 2006 hasta la inauguración en verano de 2018, pasando por la fiesta de inicio de obras y firma de ladrillos en verano de 2016.

La escalera 3, en la calle Jerusalem número 9, está dedicada a la historia del antiguo Monasterio de Santa Maria de Jerusalem. El mural de la entrada combina las imágenes de una investigadora que estudia in situ la historia del monasterio con una joven disfrazada de monja en el Carnaval de 2018. Al fondo, se representan elementos que han sobrevivido del monasterio, entre ellos el claustro (en un colegio del Eixample), sobre una imagen de su emplazamiento actual en Vallvidrera.

En lo alto de varios de los kioscos de la parte trasera del mercado de la Boqueria está instalada una secuencia temporal que corresponde a los años 2005 y 2006. A modo de cronología inversa (yendo desde los pisos hacia la Escuela Massana), representa el derribo de los últimos puestos del mercado, en la plaza con la esquina de la calle Jerusalem, y la aparición de los restos del monasterio.

En el vestíbulo posterior de la Escuela Massana, colindante a la calle Jerusalem, el mural está dedicado a la «Dama de la Gardunya». Se trata del hallazgo arqueológico más antiguo de la zona: los restos de un enterramiento neolítico de una mujer joven con su ajuar, que apareció en 2011 justamente en este mismo emplazamiento.

Por último, en la salida del parking subterráneo de la Gardunya en la calle Hospital, que corresponde a la parte trasera de la Massana, el mural representa la excavación de la necrópolis neolítica frente a los Jardins del Doctor Fleming. Esta imagen es la misma que inicia el friso alrededor de la plaza en la escalera 1, de modo que el recorrido se cierra en bucle. Bajo esta imagen, una secuencia representa la transformación del propio emplazamiento, la esquina de las calles Hospital y la placita del Canonge Colom, por las obras de la nueva Escuela Massana. La secuencia muestra desde antes de los primeros derribos, en 2009, hasta el montaje de una exposición sobre el Raval en la sala de exposiciones de la escuela en el verano de 2018.