Camí escolar, espai amic

Col left

El camino escolar, espacio amigo pretende que los chicos y las chicas de la ciudad ganen autonomía personal y calidad de vida mientras van y vienen sólo a la escuela, pasean por el parque, van al casal o a hacer deporte..., promoviendo a la vez un compromiso de participación de la comunidad.

Para conseguir este objetivo es necesario incidir tanto en la población infantil como en los adultos, por eso hay que generar actuaciones que contribuyan a replantearnos las  actitudes de todos y todas: los chicos y las chicas deben poder experimentar y aprender a valorar los riesgos mientras la comunidad, entendida como ciudadanía organizada o no, debe contribuir a poner las condiciones de viabilidad.
 

Los objetivos principales

Facilitar la movilidad autónoma, segura y sostenible de los escolares a partir de los 8 años. Esto quiere decir que las chicas y chicos van a pie y sin la compañía de un adulto, con compañeros de diferentes edades, por el itinerario que tiene las condiciones de mayor seguridad.

De este objetivo se derivan otros individualizados, tales como:

- Mejorar el conocimiento del barrio.
- Identificar las situaciones de peligro.
- Elegir los recorridos más seguros y agradables.
- Formular propuestas de mejora y participar en su ejecución.
- Incrementar la capacidad de adaptación a situaciones nuevas.
- Aprender comportamientos nuevos adecuados a las circunstancias reales.
- Alcanzar hábitos más saludables para él o ella y más sostenibles para la ciudad.

Corresponsabilizar a la comunidad como agente educativo, empezando por los agentes más significativos o con más responsabilidad educativa en la consecución de este fin; se concreta a grandes rasgos en los puntos siguientes:

- Articular mecanismos de coordinación con el profesorado para que los objetivos del camino escolar se puedan incorporar en las áreas curriculares y compartir las actuaciones con las familias, para que puedan mantener y complementar los mismos objetivos también en el tiempo educativo "fuera de la escuela".
- Dar herramientas y apoyo a las madres y los padres más implicados en el proyecto para facilitar su tarea de representación dentro del AMPA y para mantener la coordinación, información y sensibilización a todas las familias de la escuela respecto a este tema.
- Favorecer la participación de otros agentes sociales interesados ​​en esta finalidad. La colaboración se concreta de manera diferente a cada proyecto, dependiendo de las características del barrio y de su tejido social.
 

Agentes que participan

Los chicos y las chicas son los actores y actrices que se convierten en verdaderos protagonistas del proyecto. Se da prioridad a los alumnos de tercero, cuarto, quinto y sexto de educación primaria, aunque las posibilidades educativas del programa hacen que se puedan trabajar sus contenidos desde las guarderías hasta la ESO.

El profesorado de la escuela y en particular los tutores siempre con el apoyo de profesionales externos, en su caso. Es importante y deseable la colaboración de toda la comunidad educativa, incluyendo el personal no docente y los monitores de mediodía, entre otros.

Las AMPA y las familias aunque no participen en las AMPA (padres, abuelos, canguros, etc.) son una pieza clave para la consecución de los objetivos.

Las asociaciones del barrio (de vecinos, comerciantes, personas mayores activas, asociaciones o entidades) como expresión organizada de la comunidad, pueden convertirse en colaboradores fundamentales.

La Administración municipal, concretamente los distritos, el Área de Ecología Urbana, la Guardia y Urbana y el Instituto Municipal de Educación de Barcelona (IMEB) trabajan coordinadamente para acompañar y hacer efectivas cada una de las fases.
 

Cómo se hace el camino escolar

El impulso y la iniciativa de un camino escolar nuevo parten del territorio y es fundamental que el centro educativo y el AMPA estén de acuerdo en iniciarlo. También hay que tener en cuenta la capacidad de compromiso y de participación de los agentes principales, tanto en el diseño como en la implementación del proyecto.

El proceso estándar de un proyecto de camino escolar responde a las siguientes fases:

Definición del proyecto: Momento es que se busca que toda la comunidad educativa conozca que se inicia el proyecto. Se informa al claustro y a las familias y se aprueba en el Consejo escolar. Se crea la Comisión del Camino escolar de Centro, donde participan representantes del equipo docente, representantes del AMPA, representantes del alumnado, un representante del Distrito y el IMEB y donde pueden participar también entidades del barrio, distrito, etc.

El objetivo de esta fase es dar a conocer el proyecto a toda la comunidad educativa y generar debate tanto respecto a la necesidad de una nueva cultura de la movilidad como  de la autonomía de los niños, la vinculación de la escuela el barrio generando red, etc. Es el momento de definir los objetivos del proyecto de cada centro y acordar una metodología de trabajo.

Diagnóstico. En este momento se trata de conocer por un lado los hábitos de movilidad del alumnado: el grado de autonomía, quien acompaña a los chicos y chicas y porqué, el medio de transporte que se utiliza, el tiempo que se invierte, etc.

Por otro lado se quiere conocer el itinerario actual que cada niño o niña sigue para ir a la escuela y encontrar "la araña de movilidad", es decir el itinerario compartido mayoritariamente.

En tercer lugar se quiere conocer la percepción de seguridad de los chicos y chicas, las dificultades que se encuentran, la dimensión de los problemas o disfunciones, la identificación de peligro o zonas de riesgo en el entorno escolar.

El IMEB facilita a profesorado y familias diversos materiales didácticos y encuestas para realizar el diagnóstico y conocer la situación concreta de cada entorno escolar.

Con esta información la comisión del camino escolar elabora un informe que recoge las propuestas para realizar las mejoras del entorno que pueden generar más seguridad en los caminos escolares.

Desde Servicios Técnicos de distrito se valora la idoneidad de cada una de las propuestas y se configura el plan de acción en coherencia con lo que se ha identificado, priorizando las acciones en función de los criterios técnicos y el presupuesto disponible. Los Servicios Técnicos hacen el retorno a la Comisión del Camino escolar de qué medidas se pueden implementar y en qué plazos.

En esta fase la Guardia urbana ofrece a las escuelas trabajar con los y las alumnas la movilidad segura des del programa “La Guardia Urbana en la escuela” dentro del bloque temático “Vinculación y cuidado del entorno próximo” con los talleres: Camino escolar, camino seguro y Las normas viarias.

Acción comunitaria, en la que se da a conocer el proyecto en el barrio y se refuerza la red de proximidad escolar- entorno con la vinculación de comercios y entidades que se convierten en tiendas o entidades amigas. Las tiendas y entidades amigas se convierten en referentes del proyecto para construir una red de interrelaciones entre los diferentes agentes implicados.

Entre todos los agentes implicados se prepara la Celebración o Fiesta de Inauguración del Camino escolar, concebida como momento inicial del camino escolar a partir del cual hay que seguir trabajando en aquellas cuestiones relacionadas con la movilidad y la autonomía de la infancia. De ahí que se concibe como una fiesta en la que debe haber la representación de todos los agentes sociales del barrio: centros educativos, familias, comerciantes, asociaciones, administración pública.

La evaluación y seguimiento de cada proyecto se va realizando de manera continuada con la periodicidad que se acuerda en cada centro escolar. Sin embargo cada Comisión de Camino escolar se plantea cuáles son las actuaciones pedagógicas más adecuadas para mantener vivos los objetivos del programa. Esto incluye definir cómo se incorpora el proyecto al PEC, con qué actividades permanentes o puntuales, en qué cursos empezar a trabajar la autonomía de los niños y cómo realizar el seguimiento de las mejoras del entorno pactadas u otras que se pueden implementar.

El proceso de formación del Camino escolar suele precisar generalmente dos cursos escolares. Desde el IMEB se facilitan herramientas pedagógicas para que el trabajo de formación del camino escolar pueda convertirse en parte del currículo escolar. Igualmente se ofrece formación y acompañamiento tanto a docentes como a familias para poder desarrollar el programa en coherencia a las necesidades y posibilidades de cada centro.

 

Para iniciar vuestro camino escolar

Uno de los condicionantes que hacen que el proyecto sea sólido y tenga éxito es que el impulso sea compartido por los principales agentes. Por este motivo el Ayuntamiento de Barcelona acompaña las propuestas que surgen conjuntamente del equipo docente y las familias.

Los centros escolares que quieren hacer su camino escolar pueden pedirlo al distrito, presentando la ficha de solicitud por la vía habitual de presentación de instancia, informando cuáles son las principales motivaciones para adherirse al programa.

Col right


Full Informatiu Camí Escolar, espai amic

Full Informatiu 01         > Full Informatiu 02
Full Informatiu 03         > Full Informatiu 04
Full Informatiu 05         > Full Informatiu 06
Full Informatiu 07         > Full Informatiu 08
Full Informatiu 09         > Full Informatiu 10
Full Informatiu 11         > Full Informatiu 12
Full Informatiu 13         > Full Informatiu 14
> Full Informatiu 15

 

JORNADAS Camí Escolar, espai amic

Jornadas 2014: "Construint vincles escola i entorn"  | Ver vídeo
 

Avaluació del programa

El IMEB apuesta por la innovación y la mejora continua del programa Camí escolar, espai amic y ha encargado la evaluación del mismo al Instituto Infancia y Adolescencia.

Presentación del informe de evaluación del programa “Camí Escolar, Espai Amic”

> Resumen ejecutivo

> Artículo de opinión con el resumen de las diferentes conclusiones publicadas en Educa.barcelona.

Publicaciones
Otras experiencias

Definición del proyecto: Momento es que se busca que toda la comunidad educativa conozca que se inicia el proyecto. Se informa al claustro y a las familias y se aprueba en el Consejo escolar. Se crea la Comisión del Camino escolar de Centro, donde participan representantes del equipo docente, representantes del AMPA, representantes del alumnado, un representante del Distrito y el IMEB y donde pueden participar también entidades del barrio, distrito, etc.

El objetivo de esta fase es dar a conocer el proyecto a toda la comunidad educativa y generar debate tanto respecto a la necesidad de una nueva cultura de la movilidad como  de la autonomía de los niños, la vinculación de la escuela el barrio generando red, etc. Es el momento de definir los objetivos del proyecto de cada centro y acordar una metodología de trabajo.

Diagnóstico. En este momento se trata de conocer por un lado los hábitos de movilidad del alumnado: el grado de autonomía, quien acompaña a los chicos y chicas y porqué, el medio de transporte que se utiliza, el tiempo que se invierte, etc.

Por otro lado se quiere conocer el itinerario actual que cada niño o niña sigue para ir a la escuela y encontrar "la araña de movilidad", es decir el itinerario compartido mayoritariamente.

En tercer lugar se quiere conocer la percepción de seguridad de los chicos y chicas, las dificultades que se encuentran, la dimensión de los problemas o disfunciones, la identificación de peligro o zonas de riesgo en el entorno escolar.

El IMEB facilita a profesorado y familias diversos materiales didácticos y encuestas para realizar el diagnóstico y conocer la situación concreta de cada entorno escolar.

Con esta información la comisión del camino escolar elabora un informe que recoge las propuestas para realizar las mejoras del entorno que pueden generar más seguridad en los caminos escolares.

Desde Servicios Técnicos de distrito se valora la idoneidad de cada una de las propuestas y se configura el plan de acción en coherencia con lo que se ha identificado, priorizando las acciones en función de los criterios técnicos y el presupuesto disponible. Los Servicios Técnicos hacen el retorno a la Comisión del Camino escolar de qué medidas se pueden implementar y en qué plazos.

En esta fase la Guardia urbana ofrece a las escuelas trabajar con los y las alumnas la movilidad segura des del programa “La Guardia Urbana en la escuela” dentro del bloque temático “Vinculación y cuidado del entorno próximo” con los talleres: Camino escolar, camino seguro y Las normas viarias.

Acción comunitaria, en la que se da a conocer el proyecto en el barrio y se refuerza la red de proximidad escolar- entorno con la vinculación de comercios y entidades que se convierten en tiendas o entidades amigas. Las tiendas y entidades amigas se convierten en referentes del proyecto para construir una red de interrelaciones entre los diferentes agentes implicados.

Entre todos los agentes implicados se prepara la Celebración o Fiesta de Inauguración del Camino escolar, concebida como momento inicial del camino escolar a partir del cual hay que seguir trabajando en aquellas cuestiones relacionadas con la movilidad y la autonomía de la infancia. De ahí que se concibe como una fiesta en la que debe haber la representación de todos los agentes sociales del barrio: centros educativos, familias, comerciantes, asociaciones, administración pública.

La evaluación y seguimiento de cada proyecto se va realizando de manera continuada con la periodicidad que se acuerda en cada centro escolar. Sin embargo cada Comisión de Camino escolar se plantea cuáles son las actuaciones pedagógicas más adecuadas para mantener vivos los objetivos del programa. Esto incluye definir cómo se incorpora el proyecto al PEC, con qué actividades permanentes o puntuales, en qué cursos empezar a trabajar la autonomía de los niños y cómo realizar el seguimiento de las mejoras del entorno pactadas u otras que se pueden implementar.

El proceso de formación del Camino escolar suele precisar generalmente dos cursos escolares. Desde el IMEB se facilitan herramientas pedagógicas para que el trabajo de formación del camino escolar pueda convertirse en parte del currículo escolar. Igualmente se ofrece formación y acompañamiento tanto a docentes como a familias para poder desarrollar el programa en coherencia a las necesidades y posibilidades de cada centro.

Compartid este contenido