Módulo 7

7. Tu comportamiento económico y las trampas del dinero

Tenemos un exceso de confianza en nuestras opiniones.

7.1 Tu comportamiento económico

¿Eres una persona ahorradora? ¿Tiendes a malgastar el dinero? ¿Te gusta correr riesgos o buscas la seguridad? ¿Planificas a fondo tu economía o evitas pensar en el dinero?

Que tengas una determinada actitud ante estas cuestiones depende de diversos factores.

Nos influye enormemente nuestro entorno: la familia y la comunidad donde hemos crecido y, en general, los hábitos de la sociedad donde vivimos. Este entorno nos transmite unas creencias que determinan muchas de las decisiones que tomamos a lo largo de la vida, muy especialmente las de tipo económico.

Una creencia es una idea o un pensamiento que se asume como verdadero. Las convicciones y los prejuicios son las creencias más importantes.

Cada persona desarrolla una “personalidad económica” diferenciada, marcada por las creencias de su entorno, por su manera de ser y por las experiencias vividas.

Cargando
  • Cuestionario 7.1

¿Cuál de estas tres afirmaciones es correcta?

7.2 Tus decisiones económicas y los roles de género

¿Gestionas tu propia economía? ¿Quién aporta más dinero en casa? ¿Quién toma las decisiones sobre los gastos domésticos? ¿Tiendes a delegar cuestiones económicas en tu pareja? ¿Consideras que tu pareja está más, menos o igual de capacitada que tú para tomar ciertas decisiones económicas? ¿Encuentras dificultades o limitaciones a la hora de compatibilizar el cuidado de tus hijos/as con el trabajo?

En nuestra sociedad, todavía hoy siguen existiendo prejuicios que refuerzan una serie de roles (tareas, funciones y comportamientos) diferenciados para hombres y mujeres por el simple hecho de pertenecer a un sexo o al otro, como los siguientes:
  • Las mujeres tienen la responsabilidad (prácticamente total) de los trabajos domésticos y del cuidado de las personas en las familias. Son trabajos imprescindibles para la vida, pero no se ven, no se reconocen, no se visibilizan y no se valoran, ni social ni económicamente.
  • Aunque las mujeres se han incorporado masivamente al mercado de trabajo, todavía hoy persisten muchas trabas y obstáculos para conseguir una igualdad de género real y plena en el ámbito laboral.
Estos roles de género influyen en el comportamiento y las dinámicas económicas de los hogares provocando frecuentemente la pérdida de poder adquisitivo o de autonomía económica de las mujeres. A continuación, se exponen algunos ejemplos:
  • Ingresos principales y secundarios: Todavía hoy sigue estando muy presente la creencia de que los hombres tienen que aportar más dinero en casa que las mujeres. Además, cuando las mujeres participan en el mercado de trabajo, muy a menudo su trabajo es poco valorado y está menos remunerado.
  • Trabajos de cuidado y pérdida de ingresos personales de las mujeres: Muchas veces las mujeres optan por hacer jornadas a tiempo parcial o bien dejan su trabajo para poder cuidar de algún/a hijo/a o de otra persona de la familia. Estas estrategias que benefician a toda la familia —generalmente no asumidas por los hombres— ocasionan una pérdida de los ingresos personales de las mujeres en el presente y una reducción de sus prestaciones en el futuro (como el paro y la jubilación).
  • Gestión diferenciada de la economía familiar: Frecuentemente, la participación de las mujeres y hombres en la gestión económica de los hogares puede ser desigual en función de las creencias de género. Por ejemplo, puede ocurrir que ellas controlen más los gastos domésticos del día a día y ellos los grandes gastos, como la compra de un coche o la contratación de productos financieros (gastos que a la larga tienen una mayor repercusión en la economía de toda la familia).
  • Cuestionario 7.2

¿Cuál de estas tres afirmaciones es correcta?

7.3 Las trampas del dinero

Hay una disciplina académica donde se reúnen la psicología y la economía —con ganadores del Premio Nobel de Economía como Daniel Kahneman y Richard Thaler— que estudia por qué tomamos las decisiones que tomamos ante el dinero, y lo que demuestran es que nuestro comportamiento es bastante poco racional.

Las emociones y las creencias nos ponen trampas y nos hacen tomar malas decisiones, y raramente somos conscientes de ello. Incluso podemos olvidar determinadas experiencias personales y repetir viejos errores. La buena noticia es que puedes aprender a controlar estas trampas, pero antes de nada las tienes que saber ver.

A continuación verás ejemplos de algunas trampas en las que caemos cuando gestionamos nuestra economía:
  • La recompensa inmediata (sesgo del presente): Evita que hagamos el esfuerzo por una recompensa que tardará más en llegar. Eso hace que dejemos para más adelante algunas cosas importantes y nos dejemos seducir por opciones fáciles, tentadoras e inmediatas.
  • Consecuencia:
    Dificultad de ahorrar → El presente pesa mucho. Tenemos más estímulos para gastar dinero ahora que para guardar dinero para necesidades futuras.
  • El exceso de optimismo (optimismo omnipresente): Nos hace sobreestimar los beneficios de nuestras decisiones y subestimar los costes.
  • Consecuencia:
    Exceso de endeudamiento → Creemos que la cuota es asumible y no vemos tanto la duración de la deuda y el dinero que acabaremos pagando realmente.
  • El miedo a perder (aversión a la pérdida) : Nos empuja a no correr riesgos, aunque las opciones de ganar sean elevadas. Nos afecta más perder que ganar.
  • Consecuencia:
    Perder una buena oportunidad de negocio → Si tenemos un negocio y surge una oportunidad que nos puede hacer ganar 10.000 euros o perder 3.000 euros, la mayoría la rechazaremos porque el miedo a perder pesa el doble que la confianza en ganar.
  • El dinero fácil (contabilidad mental) : Hace que valoramos menos las cosas que nos han costado menos de ganar. Administramos con más cuidado aquellas cosas que nos han supuesto más esfuerzo conseguir.
  • Consecuencia:
    Malgastar un premio de lotería → Es más fácil malgastar 10.000 euros ganados en un juego de azar que 10.000 euros ganados trabajando, pero en ambos casos se trata de 10.000 euros. El origen del dinero condiciona el gasto.
  • Las comparaciones (efecto anclaje): Condicionan mucho nuestras decisiones cuando establecemos comparaciones con un punto de referencia o “ancla” que nuestra mente ha escogido de manera arbitraria. Eso nos puede hacer muy manipulables y vulnerables a la hora de decidir.
  • Consecuencia:
    Pagar precios elevados → Si un smartphone de 600 euros es nuestra “ancla”, podemos acabar pagando 350 euros por un aparato creyendo que compramos barato.
  • “Lo de toda la vida” (statu quo): Cuando siempre hemos hecho lo mismo nos cuesta atrevernos a cambiar el estado actual de las cosas o statu quo. La inercia de hacer siempre lo mismo es muy grande.
  • Consecuencia:
    No cambiar de trabajo → Ante un posible cambio de trabajo, tendemos a ver más los inconvenientes y los riesgos que las ventajas y las oportunidades.
  • Cuestionario 7.3

¿Cuál de estas tres afirmaciones es correcta?

  • IDEA
Es importante aprender a cuestionar nuestras creencias y también saber evitar las trampas psicológicas que nos pueden hacer tomar malas decisiones con nuestro dinero.

Ejercicio 7. ¡Me ha tocado la lotería!

Para reflexionar sobre la importancia de mejorar la gestión de tu economía y de establecer criterios que te orienten en el uso que haces del dinero, ahora harás un ejercicio que posiblemente todas las personas hemos hecho alguna vez: imaginar qué harías si te tocara la lotería.
Imagínate que te pasa lo que no pasa nunca: te toca un premio de 100.000 euros de la lotería (88.000 euros después de impuestos). Al principio no te lo crees, pero cuando vas al banco y cobras el premio te das cuenta de que era verdad.

Has ingresado una suma importante de dinero de manera inesperada. ¿Qué haces con este dinero?
Cargando

Ejercicio 8. ¿Has caído en la trampa?

Para reflexionar sobre las trampas económicas que nos encontramos en nuestra vida cotidiana, responde de manera individual el siguiente cuestionario. Después comparte y comenta tus respuestas con otras personas.
Responde a las siguientes preguntas:
Cargando
Ir arriba