El Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona

Presentación

En Barcelona los animales son ciudadanos de pleno de derecho y, como seres dependientes que son, nos corresponde a todos nosotros garantizar su bienestar y fomentar una buena convivencia con toda la ciudadanía, también con aquellos que, legítimamente, no gozan de su buena compañía.

En este sentido, la convivencia, la defensa y la protección de los animales es una carrera de fondo en la que el Ayuntamiento de Barcelona hace muchos años que trabajamos, con el apoyo de todas las entidades y los voluntarios. Por este motivo, Barcelona es actualmente un referente internacional en cuanto a las políticas de Bienestar Animal, con las que lleva veinte años de compromiso y es pionera tanto en Cataluña como en España.

Historia

En 1996 se fundó el Consejo de Convivencia, Protección y Defensa de los Animales, un punto de inflexión respecto a las políticas proteccionistas;  y dos años más tarde, en 1998, se aprobó la Declaración Municipal para los Derechos de los Animales.

Asimismo, en 2002 Barcelona se convirtió en la primera ciudad catalana de sacrificio 0 en la que era entonces la "perrera" municipal, seis años antes de que entrara en vigor la Ley aprobada por el Parlamento de Cataluña, en la que se prohibió el sacrificio de los animales de compañía, excepto por razones clínicas. También fue la primera en prohibir la exhibición de animales salvajes en circos y las corridas de toros.

En 2003 se aprobó la primera Ordenanza municipal sobre la protección, tenencia y venta de animales, que en 2014 se renovó para ajustar el marco normativo a la realidad jurídica y contextual de hoy. En 2008 se puso en marcha la Oficina de Protección de los animales de Barcelona, como instrumento de gestión de las políticas de bienestar animal en la ciudad y estos últimos años se ha creado el Departamento de Bienestar Animal.

El CAACB

En estos momentos, el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) es el máximo responsable en materia de bienestar animal en la ciudad y se ocupa de cuidar a los animales de compañía (perros, gatos y hurones) perdidos o abandonados en Barcelona, hasta que finalmente puedan ser adoptados. es un equipamiento del Ayuntamiento de Barcelona donde trabajan los profesionales, cuidadores, veterinarios y personal de oficina que se encargan de la atención integral de los animales en adopción.

Objetivos

Los objetivos principales del CAACB son acoger los animales, una media anual de 2.000, mientras no puedan ser adoptados (haciéndose cargo de su bienestar, que se intenta que sea el mejor posible); fomentar y promover las adopciones (mediante programas generales de sensibilización); fomentar la tenencia responsable,  y ayudar a los propietarios de los animales perdidos a encontrar a sus animales. Trabajan una veintena de personas y 150 voluntarios que se hacen cargo, con su aportación altruista, de los paseos de los perros y de la atención y juegos con los gatos.

Desde el CAACB, conjuntamente con voluntarios y entidades animalistas, se promueven las adopciones como primera opción de tenencia y como forma de luchar contra el abandono. Por este motivo, las campañas de promoción de las adopciones son muy importantes y se hacen periódicamente, con la colaboración de todas aquellas personas que aman a los animales, trabajan por su dignidad y luchan contra el abandono para dar una oportunidad y mejorar la calidad de vida de los animales en la ciudad.

Misión

El CAACB quiere dar respuesta a la creciente sensibilización y preocupación de la sociedad para con el bienestar, los derechos y la protección de los animales de compañía, buscando al mismo tiempo la compatibilidad con la salud, la seguridad y la convivencia armónica de estos animales con las personas.

Teniendo como prioridad el bienestar de los animales mientras están alojados en el centro, los esfuerzos de sus profesionales van en dos direcciones:

  • La reducción de las entradas de animales al centro a través de la generalización del censo, la identificación de los animales con microchip y la concienciación y la educación de los propietarios para una tenencia responsable.
  • El incremento de las salidas de animales del centro a través del fomento de adopciones y acogidas temporales y la mejora de la efectividad en los procesos de localización y retorno de animales perdidos a sus propietarios.

Els continguts d'aquest web estan subjectes a una llicència de Creative Commons si no s'indica el contrari