Francesca Bonnemaison

Francesca Bonnemaison i Farriols nació el 12 de abril de 1872 en Barcelona, hija de una importante familia de comerciantes de la ciudad.

Criada en el espíritu del Renacimiento, con estudios de arte e idiomas, Francesca Bonnemaison se convirtió muy pronto en una de las chicas más populares de los círculos acomodados, donde se la llamaba familiarmente doña Paquita.

En el año 1893 se casó con Narcís Verdaguer i Callís (primo hermano de Jacint Verdaguer). Con este matrimonio Bonnemaison se introdujo, definitivamente, en la esfera de la intelectualidad burguesa catalana y en los círculos políticos de la época (fue cofundadora de la sección femenina la Lliga regionalista).

Bonnemaison, inspirada en la tarea de las introductoras del feminismo reformista de raíz católica y gracias a los nuevos contactos establecidos y a sus dotes sociales, pudo sacar adelante el ambicioso plan de crear una biblioteca para mujeres.

De hecho, su talante le ayudó a establecer muchos contactos y supo aprovecharlo para el Instituto de Cultura, en el que muchos personajes importantes de la burguesía de la Barcelona de principios de siglo invirtieron dinero en el mantenimiento de aulas, en la adquisición de mobiliario, etcétera.

Bonnemaison se quedó viuda muy joven y sin hijos, y eso hizo que se volcara totalmente en "su obra" hasta que tuvo que exiliarse a Suiza a causa de la Guerra Civil española. Volvió a Barcelona en los años cuarenta, pero el Instituto estaba en manos de la Sección Femenina de la Falange y sus objetivos eran totalmente diferentes a los que ella había pensado para las mujeres barcelonesas.

Murió en el año 1949.