Inici / Noticia / El Año Nuevo Chino en Barcelona, un espacio de celebración y encuentro intercultural

El Año Nuevo Chino en Barcelona, un espacio de celebración y encuentro intercultural

#CelebremBCN. El 1 de febrero, los alrededores del Arco de Triunfo se llenan de actividades lúdicas y culturales para celebrar la llegada del Año del Ratón.

Los vecinos y vecinas de origen cultural chino celebran estos días uno de los momentos más destacados de su calendario tradicional: la llegada del año nuevo. Concretamente, empieza el año 4718, que será el Año del Ratón, símbolo de la espiritualidad y la buena suerte. 

El 1 de febrero, la comunidad china compartirá este acontecimiento con toda la ciudad: se han programado para todo el día una serie de actividades lúdicas, festivas y culturales que se desarrollarán en los alrededores del Arco de Triunfo, en el distrito de L’Eixample.

La celebración empezará con un desfile con la participación de dragones chinos y catalanes, y continuará hasta las 20.00 horas con varios espectáculos y muestras culturales chinas. El programa es el siguiente:

— Inicio del desfile. En el parque de la estación del Norte, a partir de las 11.30 horas
— Espectáculos en el escenario del paseo de Lluís Companys, de 12.30 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 horas
— Feria gastronómica y cultural en el paseo de Lluís Companys, de 10.00 a 20.00 horas

El Año Nuevo Chino se ha consolidado como una de las citas más populares del calendario festivo de la ciudad. Este año, además, incorpora varias novedades, como los talleres de elaboración de cometas y farolillos o la oportunidad de probarse trajes tradicionales chinos.

Dinamismo comunitario

La cita es una ocasión para conocer de cerca las raíces culturales de muchos vecinos y vecinas de la ciudad, y permite probar platos tradicionales como el zongzi (arroz envuelto en hoja de bambú), la sopa de ternera de Qingtian o las tapas cantonesas, entre otros.

También es un buen momento para hacer visible el dinamismo del tejido asociativo de la comunidad china de Barcelona, ya que la organización del Año Nuevo Chino es posible gracias a la participación de una sesentena de entidades y más de mil personas voluntarias.

Este impulso comunitario tiene, además, un destacado componente intercultural, porque la organización y la celebración del acontecimiento incorporan también otros agentes de los barrios, como los jóvenes Diables Trapelles de Sant Antoni, que, este año, han preparado una sorpresa para el desfile.

Más información

Comparte este contenido