Inici / Noticia / Experiencias migrantes en la alimentación sostenible y de proximidad

Experiencias migrantes en la alimentación sostenible y de proximidad

Una recopilación de iniciativas socioeconómicas y comunitarias del ámbito vecinal, migrante y cooperativo de Sants para conocer como se articula la producción, la distribución, y el consumo en una alimentación sostenible para todo el mundo.

En el marco de la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible, el pasado 29 de septiembre se compartieron diversas experiencias agroalimentarias para reflexionar en torno al acceso a una alimentación justa y culturalmente adecuada a las identidades culturales de la ciudad. El itinerario se configuró a través de diferentes espacios y proyectos como la Cooperativa Abarka y la Cooperativa de Consum La Garrofera de Sants, los Jardines y huertos comunitarios de Can Batlló y la iniciativa Food Relations desde donde poder propiciar un diálogo con mirada intercultural.

El itinerario posibilitó el acceso a opciones de consumo responsable y de alimentación agroecológica desde la voz y la experiencia de personas de orígenes diversos y migradas dando pie a reflexionar sobre la distancia que existe entre la cultura alimenticia de personas culturalmente diversas e iniciativas participativas que permitan acceder a opciones de consumo alimenticio sostenible y de proximidad. El recorrido dio pie a visibilizar proyectos que buscan llenar este vacío y que están participando de manera activa para consumir de una manera que fomente la soberanía alimenticia.

¿Es la alimentación sostenible sensible a las necesidades alimenticias de todas las identidades culturales que conforman la ciudad? ¿Cómo se plantea el derecho a una alimentación saludable y sostenible pero también con los deseos de herencias culturales diversas? ¿Cuáles son los retos de una alimentación que se quiere sostenible?

En acabar el recorrido se abrió un espacio de diálogo entre los asistentes para reflexionar entorno a estas cuestiones, recogiendo algunas ideas clave como:

  • La producción ecológica en el marco de la industria alimenticia y que convive con la no dignificación del trabajo productivo: «Nunca me había planteado introducir la diversidad en la alimentación sostenible y creo que es cortar con lo aprendido, que es ir al supermercado a comprar productos ecológicos y simplemente comprar sin cuestionarte nada.»
  • Otro entendimiento a la hora de pensar en la noción de sostenibilidad: «Para mí eso es lo que cambia», como decía Cheik de Abarka Catering, «la sostenibilidad también es social y económica para los propios proyectos, es saber cómo nos sostenemos como equipo, con una dignidad que nos permita vivir.»
  • Los retos de la alimentación sostenible en un contexto de un sistema capitalista falto de tiempo y espacios para la implicación alimenticia. ¿Cómo nos podemos acercar e implicar con la alimentación desde los orígenes de su producción? La implicación es buscar estos espacios de la cadena alimenticia, la reconexión con la producción es un primer paso para empezar a aplicar requisitos que responden a lo que tendría que ser una alimentación sostenible acuerdo con toda su magnitud.
  • La sostenibilidad entendida en términos de bienestar emocional, en tanto que en el lugar que ocupa la identidad cultural y los otros saberes en la alimentación. La alimentación sostenible también es compartir conocimientos alimenticios en una sociedad que ha cedido esta sabiduría a la industria alimentaría.

Comparte este contenido