Aprovechamiento del agua de lluvia con aljibes

Un aljibe es un depósito de obra que recoge el agua de la lluvia.

En la Fábrica del Sol, el aljibe capta y almacena el agua de lluvia en la terraza del edificio. Este agua se reaprovecha en los sanitarios del equipamiento. El aljibe es de una superficie de 400 m2.

El pavimento flotante es piedra artificial de la marca Breinco. En la zona verde el pavimento está hundido y encima hay unos 5 cm de sustrato de Burés. En la zona transitable, hay una cámara de aire de unos 20 cm, que alberga una lámina de agua de hasta 10 cm.

Estas construcciones contribuyen a ahorrar los recursos hídricos, y son un claro ejemplo de arquitectura y construcción sostenible.