Respiramos aire tóxico

Respiramos aire tóxico

Cada año mueren en Cataluña más personas a causa de la contaminación atmosférica que por accidentes de tráfico.

En 2016 murieron en Cataluña 231 personas en accidentes de tráfico y aunque esta cifra es menor que la de 2015 aún nos estremece. Somos conscientes pero que la contaminación atmosférica causa muchas más muertes al año?

La contaminación atmosférica no se ve pero se respira. Respirar un aire contaminado afecta muy negativamente a nuestra salud y provoca enfermedades respiratorias, cardiovasculares, neurológicas, inmunológicas y cáncer. La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que cada año hay millones de muertes prematuras causadas por el aire contaminado. Según un informe de la OMS (2016) el 2012, la contaminación atmosférica fue responsable de aproximadamente 3 millones de muertes prematuras en el mundo, 6.860 muertes en el caso de España.

El Instituto de Salud Global de Barcelona hizo una estimación centrada únicamente en la ciudad de Barcelona y concluyó que la reducción de los niveles de contaminación por PM2,5 hasta los niveles recomendados por la OMS (de 16,6 mg/m³ a 10 mg/m³) evitaría anualmente unas 659 muertes prematuras y supondría un incremento de 52 días en la esperanza de vida de los ciudadanos (Mueller et al., 2016).

Pero PM2,5 que quiere decir? El aire que respiramos contiene una mezcla variable y compleja de contaminantes. Son varios los que pueden afectar negativamente a la salud, entre ellos el benceno, el benzo(a)pireno, el dióxido de nitrógeno (NO2), el dióxido de azufre (SO2), el monóxido de carbono (CO), el ozono troposférico y las partículas en suspensión (PM). Las PM10 son partículas con un diámetro inferior a 10 micras y las PM2,5 inferior a 2,5 micras. Las PM10 llegan a las vías respiratorias bajas, las PM2,5 pueden llegar a los alvéolos pulmonares y las partículas ultrafinas (menores de 0,1 micras) pueden llegar a la sangre.

Según un informe de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB, 2015), el aire de Barcelona durante el año 2015 superaba los niveles de referencia de la OMS para los contaminantes NO2, material particulado (PM10 y PM2,5), benceno, benzo(a)pireno y ozono. La principal fuente de la polución de Barcelona son los vehículos que circulan y, en medida muy inferior, las actividades industriales.

Cada día circulan en la ciudad de Barcelona más de 1 millón de vehículos con una media de ocupación de 1,18 personas/vehículo. Barcelona se ha convertido en la ciudad europea con más densidad de vehículos por km2 (5.582 coches/km2), más del doble que Madrid o Valencia y más del triple que capitales como Londres, Paris, Berlín o Amsterdam. Estamos entre las 5 ciudades más contaminadas de Europa.

El aire limpio es un derecho, por lo tanto hay que combatir la contaminación atmosférica que padecemos. No basta con tener un buen transporte público. La única vía realmente efectiva es reducir el número de vehículos que entran, salen y circulan por la ciudad y, al mismo tiempo, garantizar que estos coches contaminen lo menos posible. El vehículo privado ocupa el 60-70% del espacio público contando los carriles de circulación y los aparcamientos en superficie y eso es demasiado. Hay que devolver el espacio público peatonal, el transporte público en superficie y en la bicicleta.

Tal como afirma la Plataforma por la Calidad del Aire en su informe Menos Coches, Más Salud, más de 230 ciudades europeas vienen aplicando medidas para reducir el tráfico privado con resultados satisfactorios: el Peaje de Congestión y la creación de una Zona de Baja Emisión. De momento Barcelona prevé la creación de una Zona de Baja Emisión a partir de diciembre de 2017 y otras medidas que estan contempladas en la Medida de Gobierno Contra la Contaminación Atmosférica.

La aplicación de estas medidas debe ir acompañada de una acción comunicativa potente previa y las exenciones que hay que contemplar, además de potenciar el buen sistema de transporte público que tenemos y multiplicar su capacidad actual para dar un servicio competitivo

¿Por dónde empezar?

Muévete a pie o en bici y aprovecha los calles con menos tráfico y disfruta del barrio, los espacios verdes y del comercio de proximidad
Opta por el transporte público en lugar del privado. Si no tienes más opción que el vehículo privado, compártelo o combínalo con el transporte público
• Apoya Campañas como Menos Coches Más Salud