Campañas ciudadanas en Barcelona para mejorar la calidad del aire que respiramos

Contaminación atmosférica. Si queréis saber cuáles son los efectos sobre la salud de la contaminación atmosférica, cuáles son las principales fuentes y cómo las podemos evitar, el AMB y el Ayuntamiento de Barcelona nos dan pistas.

Los vecinos de la gran Barcelona respiramos unos 292 kilos de aire contaminado al año. Para reducir estos niveles de contaminación, causados principalmente por los desplazamientos en coche, el Área Metropolitana de Barcelona ha puesto en marcha la campaña Cambiar de hábitos es tan necesario como el aire que respiramos. «El objetivo es poner en conocimiento del ciudadano la grave problemática y sus consecuencias, invitar a reflexionar y a la toma de decisiones», señalan desde el ente metropolitano.

La nueva campaña se dirige principalmente a las personas que utilizan de forma habitual el coche en sus desplazamientos. Y es que el uso excesivo del coche privado es uno de los principales factores que está contribuyendo al aumento de la contaminación atmosférica en el Área Metropolitana, una de las áreas europeas con más densidad de vehículos por kilómetro cuadrado.

El Ayuntamiento de Barcelona también ha puesto en marcha una campaña dirigida a la ciudadanía para saber qué respiramos cuando respiramos en una ciudad como Barcelona. Se trata de un interactivo del Ayuntamiento de Barcelona donde se puede encontrar toda la información sobre contaminación atmosférica. Responde a preguntas como: ¿Qué hay en el aire? ¿Qué sustancias contaminantes se pueden encontrar?

En el Área Metropolitana de Barcelona, hay tres contaminantes que son problemáticos: las partículas en suspensión, los óxidos de nitrógeno y el ozono. Las medidas que han tomado ciudades escandinavas y centroeuropeas para reducir las concentraciones de estos contaminantes en las ciudades se concretan en: reducir el número de vehículos a motor que entran a la ciudad, limitar la entrada a los que presentan emisiones elevadas, fomentar las superislas y los espacios verdes y, como fundamental, poner a disposición de la ciudadanía un transporte público económico, rápido, ecológico y confortable.

bcn contaminacio_portada