Fiesta de la Educación Ambiental

Educación Ambiental. Desde la Fábrica del Solo nos sumamos a la conmemoración del día Mundial de la Educación Ambiental.

Día Mundial de la Educación Ambiental

El pasado 26 de enero se celebró el Día Mundial de la Educación Ambiental. Se considera que en Cataluña la educación ambiental empezó el año 1976, con el Itinerario pedagógico del bosque de Santiga. Paralelamente, en el año 1977, se celebró en Tibilitssi (Georgia) la Conferencia Internacional de Educación Ambiental, en la cual se establecieron, por primera vez los objetivos, principios y funciones de la misma. Este fue su punto de partida, que en los últimos años ha vivido una gran evolución y se ha ido adaptando a las nuevas necesidades y retos.

La Declaración de la Década de las Naciones Unidas para la Educación por el Desarrollo Sostenible (2005-2014) supuso también un impulso a la educación ambiental y a su integración en todos los ámbitos educativos. En Barcelona, en el año 2005 se formalizó la Agenda 21, a partir de la cual se constituyó posteriormente el Compromiso Ciudadano por la Sostenibilidad (2012-2022) y en 2015 se creó el Consejo Ciudadano por la Sostenibilidad.

Más recientemente, con la aprovación de la Agenda 2030, se ha vuelto a poner de relieve la importancia de la educación para alcanzar los retos de sostenibilidad que nos presenta el futuro más inmediato. La agenda se despliega mediante 17 objetivos de desarrollo sostenible, y, si bien es cierto que existe el objetivo número 4, dedicado exclusivamente a la educación, con un subapartado en el que se habla específicamente de educación para el desarrollo sostenible, la realidad es que la educación ambiental será necesaria para  conseguir las metas del resto de objetivos.

Según la UNESCO la educación ambiental se puede considerar “una educación que empodera a todo el mundo para tomar decisiones informadas con vistas a la integridad ambiental, la viabilidad económica y la justicia social para las generaciones presentes y futuras, a la vez que respeta la diversidad cultural” Así pues, en el contexto de Emergencia Climática en el que nos encontramos, la educación ambiental se hace más necesaria que nunca.

Fiesta de la Educación Ambiental en La Fàbrica del Sol

En La Fàbrica del Sol nos sumamos al Día Mundial de la Educación Ambiental para celebrar y reivindicar el papel de la Educación Ambiental en nuestra ciudad.

Por este motivo organizamos, en colaboración con las aulas ambientales de la ciudad, una gran fiesta familiar en la que asistieron más de 70 personas. Durante la jornada, disfrutamos de una sesión de cuentacuentos, juegos educativos y talleres creativos.

La fiesta fue un gran éxito y las familias se lo pasaron en grande con la presentación del cuento “Lota, la Catxalota,” de la mano del colectivo Rosa Sardina, que nos transportó al fondo del mar y nos permitió reflexionar sobre la contaminación de los océanos y la destrucción de hábitats.

También se ofrecieron diferentes visitas guiadas en el edificio y tuvimos la oportunidad de estrenar el Joc de la Soca, ideado por el ecólogo Ramon Margalef, una adaptación del famoso juego de la oca que en este caso sirve para hablar de la sucesión ecológica, de manera divertida y amena. La Jornada finalizó con un vermut sostenible y la presentación del calendario de las aulas ambientales de la ciudad.

¡Desde La Fàbrica del Sol queremos celebrar cada día la educación ambiental y por este motivo os animamos a participar de nuestras actividades durante todo el año! Las podéis consultar aquí.

Además de La Fábrica del Sol, en Barcelona hay muchos más equipamientos que trabajan por y para la educación ambiental. Conocedlos y participad en sus actividades.