Las obras del nuevo mercado de Montserrat se harán entre el 2022 y el 2023

31/03/2021 - 14:03 h

Este año se redactará el proyecto ejecutivo, se adjudicarán las obras y se iniciarán los trabajos constructivos

Este año se redactará el proyecto ejecutivo, se adjudicarán las obras y se iniciarán los trabajos constructivos

Las obras del nuevo mercado de Montserrat se llevarán a cabo entre el 2022 y el 2023. Esta es la última previsión con la que se trabaja, después de que a lo largo del año pasado se redactara el proyecto básico, se iniciara el proceso de reordenación comercial y se publicara el Plan Especial Urbanístico de los entornos. Este 2021, por otro lado, se redactará el proyecto ejecutivo del mercado, se adjudicarán las obras y se iniciarán los trabajos constructivos.

El proyecto prevé que el nuevo mercado contará con 7.500 m2 de superficie. El desnivel de 10 metros del terreno en el que estará ubicado se equilibrará con un edificio que contendrá la topografía y que tendrá diferentes accesos a diferentes niveles. El proyecto prevé un edificio trapezoidal con accesos desde las esquinas. En las plantas sobre rasante se situará el mercado tradicional con 25 establecimientos alimenticios, un bar-cafetería y cinco establecimientos exteriores, y una superficie comercial, de 1.300 m2 y el hall de acceso. Las plantas bajo rasante se destinarán a almacenes y a espacios logísticos en el nivel -1, y a un aparcamiento de 50 plazas en el nivel -2.

La construcción del nuevo mercado de Montserrat supone también una replanteamiento del espacio que hay entre las calles Via Favència, Aiguablava, calle de las Torres y Camí Vell de la Pedrera, con la voluntad de que siga siendo un nudo de relación entre los diferentes barrios de los alrededores. Se prevé mantener parte de las arcadas del actual edificio del mercado (en el suroeste del edificio), de forma que la nueva edificación se situará en el lado nordeste de la isla. En medio, quedará un amplio espacio central que servirá como plaza y como vía de conexión entre las diferentes partes del distrito.

Conviene recordar, pues, que a diferencia de otros mercados municipales, en este caso no será necesario instalar un mercado provisional, ya que el nuevo mercado se ubicará en un edificio de nueva construcción. El destino del edificio el antiguo mercado, que se desmontará parcialmente, se decidirá por parte del Distrito mediante un proceso participativo con el vecindario.