Las primeras VilaVeïnes inician su despliegue a través de una diagnosis ciudadana

20/07/2021 - 10:56 h

VilaVeïna. El objetivo es recoger las propuestas y necesidades del vecindario alrededor de las curas.

El Ayuntamiento de Barcelona pone en marcha el proyecto de creación de comunidades de curas en 4 territorios de la ciudad con el impulso a una diagnosis para conocer la realidad de los procesos de cura (quién los asume, como se garantizan y qué retos y oportunidades suponen).

Las primeras cuatro VilaVeïnes inician su despliegue con el objetivo de recoger las necesidades y propuestas del vecindario. Durante todo el verano, el vecindario de las primeras cuatro VilaVeïnes (Vilapicina i la Torre Llobeta (Nou Barris), Provençals del Poblenou (Sant Martí), la Marina de Port (Sants-Montjuïc) y el Congrés i els Indians (Sant Andreu), pueden aportar sus propuestas y necesidades al equipo de personas informadoras que realizan una encuesta “puerta a puerta” del territorio.

Así pues, el objetivo es identificar el perfil y los apoyos con los que cuentan las persones cuidadoras del territorio así como recoger retos, carencias y oportunidades para mejorar la atención a la tarea de cura. A partir de esta diagnosis se elaborará un plan de acción que tiene que permitir desplegar acciones, proyectos y recursos para dar respuesta a las necesidades detectadas.

Este plan de acción permitirá crear recursos “ad hoc” que generen espacios de encuentro y de intercambio porque la cura no se viva en soledad, mejorar el espacio público desde una perspectiva del urbanismo de la vida cotidiana y con perspectiva de género y favorecer una mejor coordinación de los servicios y recursos existentes en el territorio en clave de curas, entre otros.

“VilaVeïna. Poniendo la vida en el centro”

Este es el nombre con el cual el Ayuntamiento de Barcelona ha bautizado uno de los proyectos más ambiciosos en relación a las curas en la ciudad. La iniciativa desplegará durante este mandato 16 unidades territoriales que dispondrán de un espacio físico desde el cual dar respuesta a las necesidades vinculadas a la cura que tenga el vecindario.

El proyecto VilaVeïna tiene un presupuesto inicial de 3,5 millones de euros y se dirige al conjunto de la población que vive en el territorio. Aun así, se centrará principalmente en la infancia y las personas grandes, porque es en estas edades en que las curas cogen especial importancia. También las persones cuidadoras, que mayoritariamente son mujeres, tanto si hacen su tarea de manera remunerada cómo si no. El objetivo es mejorar el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía a partir de una mejor coordinación de los servicios y recursos del territorio, lo cual permitirá afrontar con más eficiencia y anticipación los cambios demográficos y sociales de la ciudad que se producirán durante los próximos años. Reconocer la centralidad de las curas en el sostenimiento de la vida y favorecer el surgimientos de comunidades que se cuidan, junto a casa, es igualmente la inspiración de VilaVeïna.