Nueva acción en la red de transporte público para reforzar los viajes en silencio

01/03/2021 - 16:31 h

Movilidad y transportes. La campaña "Shh" refuerza la recomendación de hacer el viaje en transporte público sin hablar.

Los operadores de transporte se unen a la campaña para concienciar a las personas usuarias de que estar en silencio en el transporte público es una medida más de protección y prevención frente a la COVID-19. Aparte de las recomendaciones habituales, como lavarse las manos, llevar bien puesta la mascarilla y no comer ni beber en el transporte público, que las personas usuarias ya cumplen de manera mayoritaria, se lleva a cabo una acción específica para la recomendación de no hablar. Utilizando la onomatopeya “Sst”, la ATM inicia una acción de impacto directo para concienciar a las personas usuarias de que, en silencio, se generan muchos menos aerosoles y, por lo tanto, se reduce todavía más el riesgo de contagio.

La campaña «Sst» es una acción conjunta de los operadores de transporte público y las administraciones que forman parte de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) para reforzar la recomendación de realizar el viaje en transporte público sin hablar.

Numerosas investigaciones científicas alertan del riesgo de transmisión de la COVID-19 por los aerosoles, las gotitas minúsculas que salen de la boca, de manera más intensa cuando se habla. Ante esta advertencia, la ATM aplica la recomendación de estar en silencio para garantizar la seguridad.

Cuando se viaja con acompañante o se recibe una llamada en el móvil, es fácil olvidar la recomendación de evitar hablar en los vehículos y las instalaciones, que se lleva a cabo en toda la red de transporte público desde hace meses. Por este motivo se ha creado la acción «Sst», como mensaje adicional de recordatorio dentro de los vehículos.

Con esta acción, la ATM también quiere recordar que, con las medidas de prevención aplicadas, como la obligación de llevar siempre bien colocada la mascarilla o la prohibición de comer y beber en el transporte público, y la colaboración de las personas usuarias, se minimiza el riesgo de contagio durante los desplazamientos.