Torre Baró mejora la conexión con Collserola con una zona de paseo y de estancia para el vecindario

06/08/2021 - 10:15 h

Comienzan las obras de reurbanización del espacio de acceso al futuro parque de la Fuente de Magués, que contemplan la creación de un camino peatonal y de un espacio para hacer picnic

Comienzan las obras de reurbanización del espacio de acceso al futuro parque de la Font d'en Magués, que contemplan la creación de un camino peatonal y de un espacio para hacer picnic

Nou Barris comienza las obras de reurbanización y reconversión del espacio de acceso al parque de la Font d’en Magués, en Torre Baró, con el objetivo de mejorar la accesibilidad de esta puerta de entrada a Collserola y fomentar un nuevo entorno urbano saludable para el vecindario.

El ámbito de intervención integra un tramo del camino que queda comprendido por el camino del Torren de la Font d’en Magués, entre la placita de acceso al camino por la avenida de Escolapi Cáncer y el paso por la cota 85 del actual camino. Actualmente, esta área ya es utilizada como zona de paseo para los vecinos y vecinas del barrio y como punto de acceso a algunas viviendas, a pesar del estado degradado y la falta de continuidad entre este espacio y la calle Escolapi Càncer en su extremo.

Con una superficie total de 4.541 m², la actuación pretende dignificar el espacio mejorando la accesibilidad, la renaturalización y la relación entre el acueducto con el entorno natural. Así, el nuevo paseo se entenderá como un entorno amplificador de la biodiversidad en la ciudad. Las obras contemplan la construcción de un camino de peatones y la creación de una plaza de acceso y una zona de picnic.

Porta de acceso a Collserola

Para reforzar el inicio del nuevo camino, la placita de la Avenida Escolapi Càncer transformará su imagen para convertirse en puerta de acceso a Collserola y para fomentar el encuentro y la vida de barrio del vecindario. Se habilitará un hotel de insectos como refugio para diferentes especias beneficiosas para el medio ambiente y la biofilia, hecho que permitirá crear un espacio vistoso y acogedor en la nueva lleva de acceso al parque de Collserola.

El camino de peatones tendrá una anchura de 3,5 metros hasta el paso por el acueducto, donde se reducirá a tres metros. Para terminar el recorrido, pasado el acueducto se creará una zona de estancia habilitada para picnic y otras actividades en relación con la naturaleza y la zona de Collserola en la que se encuentra. Así, se colocarán elementos de mobiliario urbano como mesas, sillas, aparca bicis y papeleras que permitan una zona de estancia agradable que invite al vecindario a hacer un uso más intensivo de este parque.

Respecto a la vegetación, se apostará por especias autóctonas y adaptadas a los condicionantes del medio en el que se encuentran. Encontraremos, pues, árboles con marcado carácter mediterráneo como los pinos, encinas, lentiscos y cerezas de madroño, entre otros, siempre con el objetivo de conseguir un aspecto forestal que se integre en el paisaje del Parque de Collserola.

Finalmente, se iluminará todo el trazado del camino para mejorar el confort y la seguridad del vecindario. Al mismo tiempo, también se reforzará la iluminación en los puntos más importantes como la placita de acceso o la zona de picnic para remarcar su carácter como puerta de entrada en Collserola. Esta iluminación también permitirá ampliar los periodos de actividad vecinal y de encuentro para una mejor convivencia entre todo el mundo.

Una petición vecinal

Esta actuación responde a la petición vecinal que pedía potenciar y dignificar este espacio del barrio, en el que se generará un nuevo nodo de actividades con previsión de una posible continuidad futura para acercar todavía más el Parque Natural de Collserola a la ciudad.

Se calcula que las obras terminarán al principio del año 2022 y suponen una inversión municipal de 880.000 euros.