Usted está aquí

Volver

El racismo y la xenofobia: las principales causas de discriminación en la ciudad de Barcelona

Publicado Vie, 29/03/2019 - 08:47

Presentación del informe "La Discriminació a Barcelona 2018".

El 27 de marzo de 2019 se ha presentado el informe “La Discriminación en Barcelona 2018”, elaborado por la Oficina por la No Discriminación (OND), con la colaboración de la Mesa de Entidades de Atención a las Víctimas de Discriminación.

 

El origen del Informe sobre la discriminación en Barcelona

En 1998, el Ayuntamiento de Barcelona puso en funcionamiento la Oficina por la No Discriminación (OND), un servicio municipal pionero en Europa dirigido a atender las vulneraciones de derechos humanos relacionadas con los ámbitos de la discriminación.

Más tarde, en el año 2017, el consistorio decidió ir un paso más allá  y apoyar la creación de la Mesa de Entidades de Atención a las Víctimas de Discriminación, con el fin de promover acciones coordinadas con aquellas entidades dedicadas a la atención de víctimas de discriminaciones. El resultado del trabajo colectivo de esta iniciativa ha sido, entre otras cosas, el lanzamiento de un documento que refleja de la manera más amplia y rigurosa posible el panorama de discriminación que tiene lugar anualmente a nivel municipal: el Informe sobre la discriminación en Barcelona.

 

La discriminación en Barcelona en 2018

El informe, que fue presentado el pasado 27 de marzo por la Mesa de Entidades,  expone la normativa sobre el derecho a la igualdad y el principio de no discriminación; realiza un análisis cuantitativo de los datos obtenidos a través de los casos aportados por las entidades; y, finalmente, establece conclusiones y recomendaciones.

En total, durante el año 2018 se han recogido y analizado 265 incidentes, siendo el acoso por racismo y xenofobia (39%) uno de los primeros motivos de discriminación identificados en la ciudad; seguido por la orientación sexual y la identidad de género (23%); la discapacidad (18%) y la salud, sobre todo mental (9%). El trabajo muestra que la mayoría de las incidencias tuvieron lugar en el distrito de Ciutat Vella, y especialmente en lugares públicos abiertos, como por ejemplo calles, estaciones y paradas de transporte público.

El estudio revela también que gran parte de los casos de discriminación implicaron la vulneración de más de un derecho, entre estos: el derecho a la integridad moral, a la integridad física, a la admisión en un lugar público, a la educación, al trabajo, a la salud, a la vivienda, a la intimidad, a la privacidad, al ocio, a la libertad de expresión y de protesta, etc. Con respecto al racismo y la xenofobia, el derecho más vulnerado ha sido el de la integridad moral, normalmente como resultado de insultos o de un trato vejatorio.

Otro de los datos más significativos que se desprenden de este Informe es que buena parte de las denuncias son realizadas por hombres (el 53% del total) y que la franja de edad de 35 a 50 años es la que presenta más casos de derechos vulnerados.

Finalmente, este balance señala también que, aunque según los datos son las empresas o los y las particulares los principales agentes de discriminación (más del 60% de los casos), la cifra reportada de incidentes de discriminación perpetrados por personas que trabajan en la Administración Pública es también muy significativa; en concreto, y, por un lado, la discriminación en centros hospitalarios y transportes o estaciones de transporte alcanza el 30% de los casos; por otro lado, la discriminación por parte de las fuerzas de seguridad locales, autonómicas y estatales es de un el 7%.

 

Los casos invisibilizados

El estudio advierte, no obstante, que estos datos no cubren la totalidad de la problemática pues todavía son muchos los casos de discriminación que no se denuncian. La desconfianza hacia las fuerzas de la policía, el no tener permiso de residencia, el miedo a represalias, la vulnerabilidad, la vergüenza, o simplemente el desconocimiento, son algunas de las causas que están detrás de esta infradenuncia, que es, todavía hoy, una realidad a superar.

 

Seguir trabajando para acabar con la discriminación

Tal y como ya se anunciaba en la presentación del documento, este es solo un primer paso para mejorar la lucha contra las discriminaciones. Se espera que este estudio sirva de precedente de cara a futuras ediciones, ayude a visibilizar la problemática a través de las cifras reales, y anime a a otras entidades a sumarse a la causa.

Para ello, el informe aporta, asimismo, una serie de recomendaciones para el futuro, entre ellas: mejorar las campañas de educación y sensibilización en la ciudad; fortalecer la incidencia y el trabajo conjunto de las organizaciones que conforman la Mesa de Entidades; tomar las medidas adecuadas para continuar alentando la denuncia por parte de las víctimas, en especial de las mujeres; y, finalmente, potenciar un nuevo modelo de trabajo de la Guardia Urbana.

Para consultar el Informe completo, se puede visitar el siguiente enlace.

Comparte este contenido