Economía, emociones y transformación

La economía es la ciencia social que tiene por objeto las necesidades de las personas. Las necesidades se refieren a todo lo que las personas necesitamos para vivir. Se pueden dividir en las que necesitan ser cubiertas con bienes materiales, con servicios, con información y conocimiento o con la interrelación con otras personas. Por lo tanto, la economía es una ciencia social que trata de las personas.

A fin de satisfacer nuestras necesidades, la economía utiliza los procesos de producir, de consumir y de distribuir.

Muchas personas hemos perdido la conexión con lo que significa economía. Esta desconexión hace que perdamos de vista de qué manera podemos intervenir en nuestra vida económica.

En este taller hemos llenado de la mano de Joana Conill del Espacio de Análisis Social y de una forma muy vivencial, el significado de la economía. Apropiándose de nuestra capacidad de ofrecer, de recibir y de relacionarnos, la economía se ha convertido en algo que va más allá del monetarismo y de la instrumentalización de las relaciones y hemos tomado conciencia de nuestra capacidad de intervenir en nuestra vida económica.

Asimismo, hemos abierto espacios para comprender, de la mano del mapa de las emociones, que la realidad social es una construcción en la que intervenimos todos y todas, a partir de nuestras relaciones, de nuestras acciones y de la responsabilidad.

La economía, aunque no lo parezca, está más cerca de la filosofía que de las matemáticas.