Huertos sociales

Los huertos sociales son fincas agrícolas con diversas finalidades sociales: formativa, creación de oportunidades laborales, inclusión social, etc., y cubren, por lo tanto, diferentes necesidades sociales. En Barcelona, la Red de Huertos Urbanos es un programa de participación destinado a las personas mayores de 65 años, que tiene un impacto muy positivo y beneficioso tanto para las personas usuarias del servicio como para el medio ambiente urbano.

El plan BUITS, es decir, el programa municipal Plan de Espacios Vacíos Urbanos con Implicación Territorial y Social, dinamiza terrenos en desuso de la ciudad a través de actividades de carácter temporal impulsadas por entidades públicas o privadas sin ánimo de lucro. Algunas de estas iniciativas han tomado también la forma de huertos urbanos y/o sociales.

Hay otras entidades que vinculan el trabajo en el huerto con iniciativas sociales y sostenibles. Por ejemplo, Tarpuna es una cooperativa que, entre otros proyectos, transforma espacios en desuso en fincas agrícolas, ofreciendo a la vez oportunidades laborales y formativas a colectivos en riesgo de exclusión social.

En Barcelona, así como en otros municipios, también hay huertos urbanos colectivos que han surgido de manera espontánea, gestionados por vecinos y vecinas y que aprovechan terrenos que no se utilizan.