Los murciélagos mantienen a raya a los mosquitos

Los murciélagos mantienen a raya a los mosquitos

Son peludos, vuelan a oscuras, duermen boca abajo y en general no nos generan demasiada simpatía, pero estos mamíferos voladores nos protegen de los mosquitos y de las enfermedades que puedan transmitir.

A menudo la poca información que disponemos de ellos, hace que los contemplamos como seres temidos, mitificados o incluso repudiados. Pero la verdad es que si nos aventuramos a conocer los aspectos biológicos y otras curiosidades que rodean estos animales, difícilmente nos dejarán indiferentes. De hecho, son los únicos mamíferos que han conquistado el medio aéreo.

Se estima que hay unas 1.300 especies repartidas por casi todo el planeta, con la peculiaridad de que todas ellas son nocturnas. Se alimentan de insectos, frutos, néctar, hojas, sangre (los temidos vampiros) y algunos, incluso, de pequeños vertebrados. Aquí en Cataluña tenemos citadas 30 especies de murciélagos y todas ellas son insectívoras. De vampiros, sólo hay tres especies y se encuentran situadas en el Centro y el Sur de América.

Si los murciélagos son nocturnos, ¿cómo lo hacen para ver de noche? Sus pequeños ojos, sólo les permiten, cuando hay luz suficiente, percibir el mundo en blanco y negro. Por lo tanto de noche, utilizan otro sistema: la ecolocalización. Los murciélagos se pueden orientar en la oscuridad más absoluta gracias a los sonidos que emiten ellos mismos, los ecos que les informan con precisión de dónde se encuentran los obstáculos y las presas. Gracias a este sonar son unos excelentes cazadores. Los sonidos que emiten se llaman ultrasonidos y son inaudibles para nosotros.

Otras curiosidades de estos mamíferos voladores son: una esperanza de vida de 40 años, que descansan boca abajo y la gran memoria que tienen. ¿Sabías que los murciélagos migrantes son capaces de recordar los ecos de los obstáculos de la ruta migratoria por donde deben pasar, al igual que nosotros recordamos imágenes?

En Barcelona viven al menos 10 especies de murciélagos, pero predominan 3: la Pipistrela común, la Pipistrela de borde claro y la Pipistrela enana. Estas tres especies de quiróptero pueden refugiarse en las grietas de canteras, bajo las cortezas de los árboles o en las construcciones humanas cercanas (tejados, bajo puentes, fisuras de paredes, etc.).

Los murciélagos tienen un gran valor ecológico. Al depredar grandes cantidades de mosquitos y otros insectos que capturan durante el vuelo, en el suelo o incluso sobre la superficie del agua, ejercen una función reguladora sobre estas poblaciones. ¿Sabías que pueden ingerir la cantidad de 1/3 del peso de su cuerpo en insectos cada noche?

En la ciudad, su actividad reguladora de las poblaciones de insectos urbanos constituye un servicio para la ciudadanía. Y no sólo eso, sino que los murciélagos son clave en el control de las enfermedades víricas emergentes transmitidas por mosquitos, ya que se comen los mosquitos portadores de enfermedades, eliminan el virus y ellos no enferman. Es por este motivo que su conservación es esencial para el mantenimiento de la salud pública y ambiental.

Además, son animales que por su biología, distribución y rol en los ecosistemas están considerados como buenos bioindicadores. En los últimos años sus poblaciones se ven afectadas por el cambio climático y todos los modelos indican una importante reducción de especies en el Mediterráneo, tal como afirma la Oficina Catalana del Cambio Climático.

El uso extendido de insecticidas también representa una amenaza para estos mamíferos voladores, así como la destrucción de sus lugares de refugio (las cuevas o simas o los árboles muertos). Los aerogeneradores, pueden causar también daños a los murciélagos, ya que pueden encontrarse en sus rutas de migración y herirlos o matarlos con sus aspas.

¿Por dónde empezar?

Participa en las actividades divulgativas que se realizan en todo el territorio
• Sé voluntario, colabora en el seguimiento del proyecto QuiroRius
Instálate una caja nido en el balcón o azotea de tu casa o en tu huerto si tienes una, para ayudarles a establecerse y subsistir
• Si entras en una cueva donde los murciélagos están descansando, no les molestes, ya que podrías provocar el abandono de las colonias reproductoras e incluso la muerte de individuos si los despiertas durante el letargo invernal
Apuesta por la agricultura ecológica y defiende la presencia de bosques maduros sin gestionar