Cambio de sentido de circulación de las calles de Ballester y de Escipió

26/08/2020 - 14:37

Movilidad y transportes. Se ha cambiado el sentido de circulación de vehículos a las calles de Ballester y de Escipió, para evitar que el tránsito rodado utilice la calle de Ballester como atajo para llegar a la ronda del General Mitre.

Se ha cambiado el sentido de circulación de vehículos en las calles de Ballester y de Escipió entre la avenida de la República Argentina y la calle de Ferran Puig, para evitar que el tránsito rodado utilice la calle de Ballester como atajo para llegar a la ronda del General Mitre.

Dentro de las tareas de pacificación del entorno de la calle de Ballester y el cruce con la avenida de la República Argentina, para reducir el tráfico y los ruidos y mejorar la sensación de seguridad, a partir del día 26 de agosto, se ha cambiado el sentido de estas dos calles:

  • Calle de Ballester, desde la avenida de la República Argentina a la calle de Ferran Puig.
  • Calle de Escipió, entre la avenida de la República Argentina y la calle de Ferran Puig.

Para llevar a cabo esta actuación se ha modificado la señalización vertical y horizontal de las calles de Ballester y de Escipió, y se han trasladado los semáforos y se han cambiado las fases.

Respuesta a una reivindicación vecinal

Ante la petición del vecindario, que había recogido más de 500 firmas y se había puesto en contacto con el distrito de Sarrià – Sant Gervasi, el Ayuntamiento de Barcelona hizo uno estudio que reveló que más de 5.500 vehículos, la mayoría por encima del límite de velocidad establecido (30 km/h), pasaban diariamente por la calle de Ballester. Como primera medida de urgencia se eliminó el cartel que señalizaba la calle como atajo para acceder a la ronda de General Mitre desde la avenida de República Argentina y desde Gràcia. También se prohibió la entrada de camiones de gran tonelaje en la calle.

Con la creación de vías mucho más amigables con para el vecindario, se llega a una solución de consenso y se apuesta una vez más por la reducción del uso del vehículo privado y por la disminución de la contaminación.

Planes de futuro

La reforma integral del entorno de la calle de Ballester que se llevará a cabo más adelante, con un presupuesto de 1,2 millones de euros, según contempla el PIM (Plan de Inversiones Municipal 2020-2023) permitirá ampliar aceras, arreglar plazas de estacionamiento, mejorar la iluminación y los servicios, soterrar a las líneas aéreas e instalar arbolado, entre otras medidas.