¿Cómo es la formación de los equipos de Policía de Barrio de la Guardia Urbana?

¿Cómo es la formación de los equipos de Policía de Barrio de la Guardia Urbana?

11/05/2021 - 11:25

Redacció

Hoy se inicia una formación de 150 horas para los equipos de Policía de Barrio de la Guardia Urbana, que se alargará hasta mediados de junio. El curso se imparte en colaboración con el Colegio de Criminólogos, profesionales de la dirección de la Administración pública y docentes universitarios.

Los equipos de Policía de Barrio de la Guardia Urbana, creados y desplegados en el año 2017, se enmarcan en un modelo de seguridad que prioriza la convivencia desde la calle o el barrio para ayudar a dimensionar mejor los fenómenos emergentes. De esta manera, las políticas de seguridad son más preventivas que de reacción.

La ciudadanía se sitúa, pues, como aliado principal, tanto en el diagnóstico de los problemas de seguridad y convivencia como en el planteamiento de soluciones para estos problemas. Es por eso también que se trabaja con los diferentes servicios municipales de cada distrito, para encontrar soluciones transversales a problemas complejos.

El resultado es un modelo de trabajo de la Guardia Urbana que implica la existencia de un equipo de policías de barrio en cada distrito y que tiene como objetivo conocer las entidades, los equipamientos y el vecindario de cada barrio para anticiparse a los problemas detectándolos de forma precoz.

La ciudadanía puede contactar, cuando lo necesite, con su referente de barrio para plantearle cuestiones relativas a la convivencia y la seguridad. Para eso cada equipo dispone, entre otras cosas, de una dirección electrónica específica.

¿Como se forman los y las agentes de barrio?

El proyecto formativo de la Policía de Barrio aborda diferentes áreas competenciales, y en él participan profesionales expertos, tanto de la Guardia Urbana y de distintas áreas municipales implicadas como de universidades y otras entidades externas.

La metodología formativa se basa en un modelo de formación vivencial y de construcción conjunta del conocimiento, a través del análisis de casos reales, el aprendizaje basado en problemas, discusiones y debates o juegos de rol y simulaciones.

El objetivo básico es fomentar las competencias profesionales básicas para mejorar la práctica policial desde la proximidad:

  • Potenciando las competencias personales para favorecer y mejorar el servicio de atención ciudadana.
  • Interiorizando el método de trabajo CASA (por «cerca, acció, seguiment i avaluació», en catalán) con el fin de agilizar las tareas y funciones que realizan los equipos de Policía de Barrio.
  • Promoviendo el trabajo basado en la evidencia empírica para el análisis y la evaluación de las prácticas policiales preventivas y de resolución de problemas según criterios de efectividad, eficacia y eficiencia.
  • Capacitando en los conceptos básicos de inteligencia policial, métodos de análisis y procesos de obtención de información de comportamientos infractores y problemas de convivencia en el espacio urbano.

Para conseguirlo, la edición formativa de este año pondrá el acento en diferentes contenidos, repartidos en 22 jornadas formativas: diversidad y complejidad de la ciudad, gestión de proyectos policiales, comunicación y habilidades comunicativas, criminología ambiental y prevención de delitos, evaluación de la actividad policial y generación de inteligencia policial, técnicas estadísticas de análisis y explotación de comportamientos antinormativos y conflictos de convivencia o transferencia de conocimientos, entre otros.