El parque, espacioso y soleado, es una pieza notable de land art que se organiza alrededor de una gran escultura de cerámica azul situada en medio de un parterre de césped gigante. Una combinación de arte y naturaleza única en Barcelona por el maridaje entre jardinería, árboles y cerámica.

Difícilmente se puede describir este parque sin hacer referencia al arte que contiene. La entrada principal por la calle de los Almogàvars está flanqueada por dos paredes altísimas de cerámica blanca, que delimitan los largos taludes, muy suaves y sembrados de césped, que se encuentran a ambos lados. Constituyen una atalaya para contemplar con perspectiva el conjunto del espacio.
Unos pequeños caminos hechos con traviesas de madera facilitan el ascenso. La cerámica se repite en las dos esculturas que determinan la organización del parque y que se convierten en protagonistas indiscutibles. Cerca del edificio de la antigua estación de ferrocarril a la que le debe el nombre, se extiende sobre el césped un gran lienzo de cerámica azul. Es el Cel caigut. Más allá, junto al puente de la calle de Sardenya, donde finaliza esta primera parte del parque (vale la pena subir para ver las esculturas), se hunde la Espiral arbrada, completamente llena de tilos.

Traductor de google :

Accesible para personas con disminución física

Titularitat:
Centro público

Horarios

Dirección:
Carrer de Nàpols, 70
Districto:
Eixample
Barrio:
el Fort Pienc
Ciudad:
Barcelona