Ignasi Iglésias

Ignasi Iglésias i Pujades (Sant Andreu de Palomar, 19 de agosto de 1871 - Barcelona, 9 de octubre de 1928), fue una figura primordial del modernismo literario.

Pasó la infancia en Lleida, pero volvió al barrio, dónde vivió y con el cual se vinculó culturalmente durante muchos años.

De su faceta de dramaturgo cabe destacar las obras L'escurçó (1893), Fructidor (1897), Lladres (1899), La mare eterna (1900), El cor del poble (1901), Els vells (1903), Les garses (1906) y Foc Nou (1909).

En todas estas obras se refleja su interés por la situación social de los obreros de la época y se manifiesta la influencia de Ibsen y Maeterlinck.

Llamado poeta del pueblo y también poeta de los humildes, publicó en vida una recopilación de sus poemas titulada Ofrenes (1898).



El entierro de Ignasi Iglésias fue toda una manifestación popular. Sus restos reposan en el cementerio de Sant Andreu, donde cada año las entidades del barrio le rinden homenaje.