“Al Pare Manel se le echa de menos en todos los rincones, gestos y detalles”

01/04/2021 - 10:34 h

Analizamos el futuro de la Fundació Pare Manel seis meses después de su muerte y habiendo recibido recientemente la Medalla de Oro al Mérito Civil

Analizamos el futuro de la Fundació Pare Manel seis meses después de su muerte y habiendo recibido recientemente la Medalla de Oro al Mérito Civil

Seis meses después de la muerte del Pare Manel, y con la reciente Medalla de Oro al Mérito Civil concedida a título póstumo por el Ayuntamiento de Barcelona, desde el Distrito hemos conversado con Xavier Capdevila, director de la Fundación Pare Manel i Secretari del Patronato.

Con él hemos analizado la figura de Manel Pousa y el futuro de una entidad íntimamente ligada a su carismática persona. A pesar de reconocer que todavía se están adaptando a su ausencia, una cosa tienen clara: la fundación tiene que seguir adelante “porque es su legado”. Y es que como les decía el mismo Pare Manel, “Haced, seguro que peor que nosotros no lo haréis”

¿En qué se echa más de menos al Pare Manel?

Al Pare Manel se lo echa de menos en todos los rincones, gestos y detalles. En su capacidad de conectar mundos y personas. En su extraordinario sentido del humor incluso ante situaciones adversas y dolorosas. Todavía ahora descubrimos lugares y relaciones en las que estaba presente. Manel era una persona infinita con conexiones en todas partes.

Sin él hay muchos espacios que han quedado vacíos y que no se podrán llenar, porque solo él les daba sentido. A buen seguro que mucha gente le echa mucho de menos, y nos atrevemos a decir que uno de los sitios que más, son los centros penitenciarios.

Hoy, todavía tenemos la sensación de oír el motor de su moto y su andar arrastrado. Sabemos que no lo veremos al girar la esquina pero nos gusta oírlo, saber que sigue con nosotros. Ha dejado huella en todas nosotras y está un recuerdo siempre presente.

¿Cuál es el legado más importante que os ha dejado?

Una manera de entender y de tejer la relación con los otros, con el barrio y la comunidad, para tratar de salir adelante juntos.

Manel era una figura que impactaba de forma profunda en las personas. Su legado es el que cada persona se lleva de su relación con él y cómo cada uno ha incorporado sus valores humanísticos. Conocer a Manel nos ha hecho mejores personas.

¿Qué futuro preveeis para la fundación?

Todavía nos estamos situando y entendiendo dónde estamos después de la pérdida del Pare Manel, pero una cosa sí ha quedado muy clara por parte de todas las personas ligadas a la fundación y reforzada por su Patronato: que la actividad de la Fundació Pare Manel tiene que continuar, porque así lo habría querido Manel y este es su legado. Y lo hacemos desde la tranquilidad con la que el Pare Manel, parafraseando a su “Mentor Espiritual”, Carles Flavià, nos decía: “Haced, seguro que peor que nosotros no lo haréis”

¿Cuesta más sacar adelante proyectos sin su presencia?

Los proyectos son socialmente sólidos, pero es verdad que dependen de unos recursos que hay que levantar cada año; y en eso de conseguir recursos, el Pare Manel era un maestro.

Ahora lo que nos toca es saber administrar el maravilloso legado que nos ha dejado. Su figura carismática ha definido mucho la imagen externa de la fundación, a la vez que ha servido para reforzar los proyectos que la fundación desarrolla en los barrios de Verdun y Roquetes.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?

La actividad de la fundación no ha variado sustancialmente, y en todo caso la muerte del Pare Manel se ha producido en estos tiempos de pandemia, que no ha influido en los proyectos en si mismos sino en su manera de desarrollarlos.

Sí es cierto que con la muerte del Pare Manel ha terminado la actividad de apoyo residencial que él, directamente, ofrecía a su hogar de Trinitat Nova, que ahora ha vuelto a manos de su propietario, el Obispado de Barcelona. Asimismo, la desaparición del Pare Manel, unida a la situación generada por el estado de alarma, ha hecho detener toda actividad en los centros penitenciarios, una acción que llevaba él directamente.

Dicho esto, la actividad de la fundación Pare Manel continúa, con la correspondiente adaptación a la situación sanitaria, desde sus áreas de Infancia, Adolescencia y Juventud, con los proyectos Espai de Cocriança de Roquetes, Espai infantil de Roquetes, Centre Obert Muntanyés, Caixa Proinfància, Projecte Premonitors 9Barris; área de inserció sociolaboral, con los proyectos fromativos, de generación de ocupación y de desarrollo económico Perifèrica 9B servei a domicili, Projecte Tasta La Bici, Tallers Perifèrica 9B y Xarxa de Dones Cosidores; área de Proyectos TICdesde los proyectos Punt Òmnia del Verdun y el Obrador Digital de Nou Barris; y su área deportiva, la Associació Esportiva Babar, con los diferentes equipos de fútbol sala escolar y federados.

¿Quién lidera actualmente la fundación?

El 30 de septiembre de 2020 tuvimos que hacer la renovación del Patronato, que en aquellas fechas caducaba su mandato. Eso coincidió con la muerte de Manel y convirtió lo que tenía que ser un trámite en un momento de mucha emotividad y respeto, a la vez que lleno de vértigo por tener que afrontar un futuro sin él.

El nuevo Patronato está presidido por Sandra Pardo Gonzalez, vecina del barrio del Verdun y que siempre ha estado al lado del Pare Manel.

Queremos destacar el apoyo expresado por todas las personas que formaban parte del Patronato, que de forma unánime renovaron su compromiso con la institución y también, especialmente, una única nueva incorporación en este órgano de gobierno fundacional en la persona de Mireia Pousa Tomas, miembro de la familia del Pare Manel.

El festival “Guanya’t el cel” llega este año a la 25ª edición. ¿Cambiará mucho o mantendrá la esencia?

Es un acontecimiento hecho muy a la medida del Pare Manel y de sus grandes amistades del mundo del espectáculo, comenzando por Pepe Rubianes y Carles Flavià, que lo ayudaron para hacer la primera edición y recaudar dinero para pagar las colonias de aquel año, pasando por  Pep Molina y Maria Rosales, organizadores, promotores y encargados de que el Festival haya salido adelante todos estos años.

La edición 25ª será la primera sin Manel. Ya estamos trabajando y de nuevo, y más que nunca, los y las artistas se han volcado para aportar su talento en esta edición que será un homenaje al Pare Manel, un hombre que sí se ha ganado el cielo de sobras.

Toda la información de la Fundación Padre Manel, aquí .

Y si queréis colaborar, podéis consultar aquí las diferentes formas de hacerlo.