El 2017, año de moderación del crecimiento turístico en la ciudad

El 2017, año de moderación del crecimiento turístico en la ciudad

Turismo. En el 2017 hubo un crecimiento moderado de la actividad turística a pesar del impacto del atentado de La Rambla y el contexto social y político.

En el 2017 la actividad turística en la ciudad tuvo un crecimiento moderado a pesar de notar los efectos del atentado de La Rambla y del contexto social y político durante el último trimestre.

El número de llegadas de pasajeros al puerto y al aeropuerto en el total del año crecieron un 7 % con respecto al 2016, y también lo hizo el número de turistas en establecimientos hoteleros, un 3,2 %. Sin embargo, ambos registros experimentaron ligeras caídas en los últimos meses del año con respecto al mismo periodo del 2016.

Los principales puntos turísticos también recibieron menos visitantes entre agosto y noviembre, a pesar de cerrar el año con un crecimiento del 4,5 % por término medio entre el Park Güell, la Sagrada Família, el Museo Picasso y el Castillo de Montjuïc.

El concejal de Empresa y Turismo, Agustí Colom, ha destacado que el balance demuestra que “la ciudad ha sido capaz de recuperarse del atentado de forma más rápida que otras ciudades que han sufrido ataques similares”.

Colom también ha explicado que se han intensificado los contactos con los principales operadores de congresos para garantizar que Barcelona siga siendo una destinación destacada de turismo de reuniones, segmento prioritario por el elevado beneficio que tiene sobre la ciudad. En el 2018 se confía en que se mantendrá el número de cerca de 450 congresos organizados en la ciudad el año pasado.