3 Diciembre, 2016 - 14:40

Animales. La nueva área de esparcimiento, de 700 metros cuadrados, quiere fomentar la convivencia entre el vecindario y los animales de compañía y al mismo tiempo promover una tenencia responsable de animales.

Un espacio de 700 metros cuadrados para correr, jugar y hacer amigos. Así es la nueva zona para perros que se ha inaugurado en la avenida Meridiana con vía Favència, en Nou Barris. Para celebrarlo, el vecindario ha disfrutado de una mañana llena de actividades y talleres para los más pequeños, música en directo y, sobre todo, con multitud de amigos peludos.

Se trata de un área de recreo donde se han incorporado elementos de juego para los animales de compañía, componentes que contribuyen a la socialización, un abrevadero y bancos para los propietarios. Además, los materiales que se han utilizado en este proyecto se pueden reciclar con facilidad.

Durante la construcción de esta zona se ha mejorado también el espacio público que la rodea, una zona verde de 2.695 metros cuadrados. Se ha instalado iluminación nueva, se ha plantado nuevo arbolado con la intención de generar sombra los días de más calor y se ha adecuado un nuevo paso de peatones. De esta manera, el espacio ha quedado plenamente integrado con el entorno y se facilita así la relación entre los animales y el vecindario.

La creación de este espacio ha ido acompañada de una campaña de información y de sensibilización en la zona. Diversos agentes cívicos han actuado en los espacios del distrito con más conflictos en relación a las mascotas para informar de la existencia de esta nueva zona de recreo por una parte, y por la otra, promover la tenencia responsable de animales.

Esta actuación forma parte del plan municipal para mejorar las áreas de recreo para perros, que prevé que cada distrito disponga de una de grandes dimensiones. “Queremos ser una ciudad amiga de los animales”, ha afirmado Janet Sanz, teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, quien ha explicado: “Hay que generar espacios dónde puedan ir los animales de compañía, porque todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la ciudad.”