En memoria de Mercedes Núñez Targa

23/01/2019 - 12:43 h

Memoria histórica. El día 31 de enero, Ciutat Vella conmemora el Día Internacional de las Víctimas del Holocausto, con el descubrimiento de una placa que recuerda la casa donde nació la luchadora antifascista, que fue deportada al campo de Rabensbrück en junio de 1944

El día 31 de enero, Ciutat Vella conmemora el Día Internacional de las Víctimas del Holocausto, con el descubrimiento de una placa que recuerda la casa donde nació la luchadora antifascista, que fue deportada al campo de Rabensbrück en junio de 1944 . El acto comenzará a las 18:30 con la presencia de la concejala del Distrito de Ciutat Vella, Gala Pin.

Mercedes Núñez Targa nació el 16 de enero de 1911 en el número 5 de la calle de Santa Anna, en Ciutat Vella. Era hija de José Núñez Otero, natural de Bergondo (A Coruña) y de Àngela Targa Guitart. Su padre se había instalado en la ciudad abriendo una joyería a la Rambla de las Flores.

Con la voluntad de emanciparse, empezó a trabajar desde muy joven y estuvo muy vinculada al mundo cultural y asociativo barcelonés. Perteneció al Ateneu Enciclopédic Popular y fue tesorera del Club Femení i D’Esports de Barcelona, primera entidad deportiva catalana formada exclusivament para mujeres, con sede en la calle Llibreteria.

Durante la República, trabajó de secretaria para Pablo Neruda mientras éste ejercía de cónsul de Chile en Barcelona. Se afilió a las Juventudes Socialistas Unificadas y al PSUC. En 1939 fue detenida y trasladada a la prisión de mujeres de Ventas. Condenada a 12 años y 1 día de prisión, un error burocrático la puso en libertad dos años después. Volvió a huir a Francia, donde fue internada en el Campo de Argelers y poco después se incorpora a la Resistencia francesa en la que tuvo un papel muy activo. Es detenida por la Gestapo en mayo de 1944 y fue internada en el Campo de Concentración de Ravensbrück, siendo liberada por los aliados en 1945.

El gobierno francés la condecoró en 1959 con la Medalla Militar y el presidente Charles De Gaulle le concedió el título de Chevalier de la Legión de Honor en 1960. En 1968 participó en la creación del Partido Comunista de Galicia y en 1975 retornó al estado español.
En 1983 fue nombrada delegada a Galícia de l’Amical de Mauthausen y otros campos, y se dedicó a elaborar el censo de las personas gallegas muertas en los campos de concentración nazis.

Mercedes Núñez escribió dos libros ente los que narró la durísimas experiencias de su paso para la prisión franquista y el campo de concentración, Carcel de Ventas (1967) y El carretó dels gossos. Una catalana en Ravensbrück (1980).