Primer Concurso de Cubiertas Verdes 2017

El Ayuntamiento de Barcelona impulsó en junio del 2017 el Primer Concurso de Cubiertas Verdes para promover la implantación de nuevas terrazas verdes, concediéndoles un premio a diez de ellas en edificios de viviendas, equipamientos docentes, sanitarios u otros usos. Todos los proyectos tienen un fuerte impacto ambiental, social y paisajístico.

Los diez proyectos ganadores han supuesto un incremento de 5.500 m2 de verde, 217 m2 de placas fotovoltaicas y dos molinos de viento, cuatro nuevas instalaciones de recogida de agua de la lluvia o nuevas instalaciones para fauna como estanques para anfibios, hoteles de insectos, cajas nido de pájaros o un sistema de acuaponía.

Los diez proyectos ganadores fueron los siguientes:

Consell de Cent, 323

Con viviendas en las plantas altas y una escuela en el resto del edificio. La cubierta es un espacio de convivencia para todos sus usuarios y una herramienta pedagógica para la comunidad educativa. Hay especies vegetales con grosores de sustrato variables, huertos de cultivo tradicional e hidropónicos, así como recogida de agua para el riego, un hotel de insectos y generación de energía mediante placas fotovoltaicas.

Aragó, 174

Situada en el cruce de las calles de Aragó y Casanova, la edificación está formada por tres torres con 133 viviendas y la cubierta está en el interior de manzana. Por lo tanto, pueden acceder todos los usuarios de la finca: dispone de un acceso habilitado para personas con movilidad reducida y la pueden disfrutar las viviendas vecinas que tienen vistas al interior de manzana.

Llauder, 1

Situada en los Porxos d’en Xifré, es accesible para toda la comunidad de vecinos. Es una cubierta extensiva con arbustos, herbáceas y algún árbol, que incorpora recogida de aguas pluviales, generación de electricidad con placas fotovoltaicas y una zona de compostaje a partir de residuos orgánicos; todo para el autoabastecimiento de la propia cubierta verde.

Fra Juníper ​Serra, 75

Formada por un tapizado con plantas crasas y arbustivas (como el tomillo) y vegetación en vertical para ocultar las instalaciones y cubrir el perímetro. Incluye un sistema de generación de energía mediante placas fotovoltaicas y promueve la biodiversidad con comederos de pájaros, cajas nido, un estanque y varios hoteles de insectos.

Fernando Pessoa, 54

Una iniciativa para la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual. Su personal se encarga de la construcción y el mantenimiento de la cubierta. Está dividida en tres cubiertas diferentes: dos con vegetación y otra que consta de un jardín mediterráneo y un espacio de cultivo. También dispone de una gran extensión de placas fotovoltaicas.

Mandoni, 11

La residencia geriátrica Gran Via Parc tiene un jardín comestible de diferentes especies hortícolas que pueden ser cultivadas por los residentes y aprovechadas para las dietas del centro. Mediante módulos de cultivo regulables y ergonómicos, que incluyen mesas adaptadas, se asegura que personas con movilidad reducida también puedan disfrutar de los huertos, incluso en una silla de ruedas.

Sant Joan Bosco, 42

Cubierta extensiva con plantas tapizantes, arbustivas en la barandilla y trepadoras junto a la fachada, que crean un nuevo espacio de estancia. Incluye placas fotovoltaicas, que sirven de instalación de prácticas para el alumnado del ciclo formativo de energías renovables.

Balcells, 41

Cubierta con varias especies hortícolas y mesas de cultivo que aprovechan el abono generado en las compostadoras y el agua de lluvia que se recoge en un depósito en la cubierta. Un pequeño estanque de peces ayuda a fertilizar un área de cultivo acuapónico donde se cultivan verduras de hoja. Las necesidades hídricas se cubren en agua de lluvia, distribuida con un sistema por goteo, cuya bomba utiliza la energía producida por la nueva instalación fotovoltaica.

Sant Quintí, 75-89

Cubierta con una vegetación semiintensiva, con plantas tapizantes y arbustivas, con riego por goteo. También incluye un hotel de insectos para mejorar la polinización y placas fotovoltaicas.

Longitudinal, 6-82

Es una extensa cubierta ajardinada que hasta ahora no era transitable. El tapizado verde mejora térmicamente el interior del edificio, incluye paneles fotovoltaicos como medida de ahorro energético. Un espacio de disfrute para los 250 trabajadores y los numerosos visitantes del edificio.

Más información sobre los proyectos ganadores en el documento adjunto. 

Beneficios

Económicos:

  • Reducción del 23 % en el consumo de energía para calefacción y del 75 % para el aire acondicionado.
  • Incremento del valor de la propiedad en un 20 %.

Sociales:

  • Reducción de la reflexión del ruido de 3 dB y un aislamiento acústico de hasta 8 dB.
  • Protección contra la exposición a los rayos ultravioletas, la lluvia y las fluctuaciones de temperatura.

Ambientales:

  • Reducción de la cantidad de CO2 en el aire y de la temperatura en el entorno.
  • Retención de agua de la lluvia. Reducción de la cantidad de agua que se vierte al alcantarillado, entre un 70 % y un 95 %.