Resiliencia urbana

La resiliencia urbana es la capacidad de las ciudades de prevenir o, en los casos en los que sea inevitable, minimizar el impacto de las situaciones de emergencia excepcionales y recuperarse tan pronto como sea posible.

El modelo de resiliencia urbana de Barcelona se asienta sobre tres puntales que se corresponden con las tres fases que componen el ciclo de mejora continuada para la creación de resiliencia:

  • La gestión de los incidentes, a través de la central de operaciones del espacio público y la coordinación con el resto de centros de control de la ciudad.
  • El análisis de la información, mediante la plataforma de gestión de la información y análisis de resiliencia.
  • La reducción del riesgo, a través de las mesas de resiliencia.

Más información