Identificación y firma electrónica

Un certificado digital es el equivalente electrónico a un documento de identidad, que permite identificarnos, firmar y cifrar electrónicamente documentos y mensajes.

La firma electrónica es una acción voluntaria e identificadora de la persona que firma un documento, certifica que es la autora y que aprueba el contenido.

Para firmar electrónicamente es necesario disponer de un certificado digital. La relación entre certificado digital y firma electrónica es parecida a la que hay entre un DNI y el hecho de firmar a mano cada vez que se necesita.

Siempre se puede comprobar que el documento firmado no ha sido modificado posteriormente a la firma del mismo.

El certificado digital se tiene que solicitar a una autoridad de Certificación reconocida que, después de verificar los datos personales proporcionados por la persona solicitante, emite el certificado. El DNI electrónico se emite en las oficinas de expedición del DNI del Cuerpo Nacional de Policía.

El Ayuntamiento de Barcelona emite el certificado digital idCAT. Las personas físicas pueden solicitarlo a través de Internet, o de manera presencial en las oficinas de atención ciudadana de las sedes de los distritos y en el Institut Municipal d'Hisenda.

El uso del certificado digital permite identificarse electrónicamente en el web del Institut Municipal d'Hisenda de Barcelona, cuando las acciones que se quieren llevar a cabo lo requieren o lo permiten, así como el acceso a las Carpetas del Ciudadano, de las Empresas y Entidades y de los Profesionales. A través de estas carpetas, accesibles desde nuestra web, puede obtener información actualizada de su situación tributaria con el Ayuntamiento de Barcelona y hacer trámites.

Realizar los trámites con Certificado Digital permite disfrutar de una tramitación más completa por Internet. Por ejemplo, si tramita un certificado de pago, con certificado digital, lo puede imprimir inmediatamente en su casa, mientras que si lo tramita sin certificado digital, lo recibirá por correo postal al cabo de unos días.

En el año 2008 el Ayuntamiento de Barcelona, a través de la Ordenanza fiscal general, introdujo la obligatoriedad de utilizar medios informáticos a todas las personas jurídicas y a los profesionales de la gestión.

Más información en la Oficina Virtual

 

Fecha de actualización: 02/07/2019