Recomendaciones y consejos en tiempos de pandemia

Mensaje de error

Notice: Undefined index: environment in include_once() (line 618 of /var/www/apps/app0170/www/personesgrans/sites/default/settings.php).

Las personas mayores son más susceptibles de sufrir complicaciones si contraen el coronavirus y esto les puede generar angustia y miedo. Además, la experiencia del confinamiento les puede resultar especialmente dura si viven solas. 

Seguir algunos consejos puede ayudar a gestionar la situación de la mejor manera posible. 

Desconecte
  • Evite estar todo el día pendiente. Reduzca el número de veces que ve, lee o escucha noticias que le producen angustia. Informarse un par de veces al día es suficiente!
  • Evite los programas sensacionalistas de televisión o radio.
  • Utilice la técnica que más le guste o le funcione para relajarse, como las respiraciones profundas, escuchar música, hacer actividades o movimientos que le hagan sentir bien, etc.
Hable cada día con una o más personas de confianza
  • Tenga un teléfono fijo o móvil a mano, y manténgalo activo y cargado.
  • Hable por teléfono (o haga videollamadas) o WhatsApp cada día con seres queridos, de confianza, sobre las preocupaciones, las actividades que haga, las recetas que prepare y cómo se sienta.
  • Tenga a mano una lista con los teléfonos del CAP, los familiares, del taxi, etc. Si tiene servicio de teleasistencia, tenga el botón cerca.
  • Pida que le compren las cosas que necesite (comida, medicación, etc.) y que se las lleven a casa y las dejen en el rellano.
  • Si puede utilizarlo, participe en grupos de WhatsApp con amistades, familiares, vecinos, etc.
Cuídese y disfrute!
  • Céntrese en el día a día, viva el momento, busque lo positivo, piense que todo esto pasará.
  • Mantenga las rutinas y los horarios habituales para levantarse, ducharse, hacer las comidas e ir a dormir.
  • Vea el calendario cada día. Haga cosas diferentes según el día de la semana.
  • Dúchese diariamente, vístase y arréglese.
  • Priorice las actividades que más le gusten: leer, coser, hacer pasatiempos, cocinar, escuchar música, bailar, escribir, pintar, ver películas, etc.
  • Si tiene, salga a la terraza o al balcón. Abra las ventanas varias veces al día para que le llegue directamente el aire y el sol (necesario para producir vitamina D). Busque los sitios de la casa más alegres o luminosos y intente pasar el tiempo.
  • Descanse por la la noche. Duerma suficientes horas (8-9 h). Puede ayudarle una infusión relajante antes de acostarse.
  • Tome la medicación habitual y haga los mismos controles en casa que haría normalmente.
Coma y beba sano
  • Prepare comidas saludables y que le gusten, con muchas hortalizas, frutas frescas y de temporada, legumbres y alimentos integrales.
  • Los congelados y los botes de legumbres cocidas son buenos aliados.
  • Sirva raciones pequeñas ya que, en todo caso, siempre puede repetir.
  • Tenga mucho cuidado con la higiene de manos, alimentos y superficies de la cocina.
  • Limpiar frutas y verduras añadiendo al agua unas gotas de lejía según las recomendaciones habituales.
  • Separe los alimentos crudos de los cocinados.
  • Cocine bien la carne.
  • Guarde enseguida los alimentos cocinados en la nevera o en el congelador.
  • Beba agua a menudo. Si es del grifo, ahorrará viajes, dinero y residuos plásticos. También infusiones frías o calientes, caldos o jugos de verduras.
  • Es mejor no beber alcohol. No fumar.
  • Planifique las comidas y haga una lista de la compra semanal para dar a la persona que le apoye para ir a comprar.
Muévase
  • Camine por el pasillo y las habitaciones varias veces cada día.
  • Durante el día, levántese de la silla cada hora y muévase un par de minutos.
  • Incline la televisión, levántese para cambiar el canal en lugar de hacerlo con el mando. También puede hacer estiramientos y / o ejercicios flexionando los tobillos y las rodillas.
  • Haga una tabla de ejercicios físicos diarios sencillos para realizar en casa una vez al día.
Pide ayuda si lo necesita!
  • Si se siente angustiado o estresado ​​durante días, solicite ayuda (a la familia, a las amistades o en su centro de salud de referencia).
Y si cuida de una persona mayor...
 
Las personas mayores, especialmente las que presentan deterioro cognitivo o demencia, pueden estar más ansiosas, irritables, estresadas, agitadas, desorientadas o ausentes cuando están confinadas. En estas situaciones, es fundamental mostrar apoyo continuado, transmitir calma y tener paciencia.
  • Intente que la persona esté bien informada de lo que pasa y entienda el motivo del no poder salir de casa y de la ausencia de visitas.
  • Comparta hechos sencillos sobre lo que está pasando y dar información clara sobre cómo reducir el riesgo de contagiarse con palabras que puedan comprender.
  • Repita la información siempre que sea necesario. Comunique las instrucciones de manera clara, concisa, respetuosa y paciente.
  • Facilite el contacto virtual frecuente con la familia y los amigos y amigas.
  • Ayude a poner en práctica todo lo explicado anteriormente. 
  • Busque cosas que ilusionen a las personas que cuida. Hable con ellas de los temas que les preocupan, pero especialmente, también de otros temas que las distraigan y hagan pasar el tiempo de una manera más agradable, por ejemplo mirando fotos, compartiendo lo que saben y / o sus experiencias.
  • Tenga cuidado de usted mismo: tanto el confinamiento como el cuidado de las personas suponen un esfuerzo emocional.