Barcelona disfruta de un remarcable patrimonio natural donde destaca la fauna urbana.

La presencia de vertebrados en el núcleo urbano de la ciudad incluye cerca de cien especies autóctonas inventariadas, de las que los pájaros comunes suponen un total de 75. Al mismo tiempo, muchos de los vertebrados presentes en Barcelona están protegidos por la ley: 55 aves, 2 anfibios, 8 reptiles y 7 mamíferos.

En la ciudad se encuentran algunas especies de aves que constituyen una aportación importante a la avifauna de Cataluña. Se trata, entre otros, de la garza real, el vencejo real, el halcón peregrino y la grajilla occidental. Otras aves relevantes son los búhos y los cernícalos.

La avifauna de invierno y la de primavera son diferentes, lo que evidencia la buena capacidad de acogida que tiene la ciudad. Aparte, hay que destacar que Barcelona es un lugar importante de paso para las aves migrantes.

El Ayuntamiento de Barcelona lleva a cabo programas para la conservación de la fauna de la ciudad, la gestión de especies y el fomento de la creación de hábitats y, al mismo tiempo, cuida de la diversidad de especies que deben conservarse.

Especies más abundantes en la ciudad:

  • Guía de pájaros
  • Reptiles y anfibios en Barcelona
  • Proyecto de apoyo al halcón peregrino

Sobrepoblación de algunas especies

La proliferación y la capacidad de reproducción de algunas especies ha generado una sobrepoblación y un predominio por encima de otras y ha creado desequilibrios y problemáticas diversas.

Actualmente, algunos animales, como palomas, gatos, jabalíes, cotorras, tortugas, peces y el escarabajo hocicudo, principalmente, son objeto de una gestión para contener sus poblaciones, así como la cotorra argentina, la cotorra de Kramer, el ruiseñor del Japón, la tortuga de Florida y la gambusia, que tienen un comportamiento invasor.