Qué puedo hacer como ciudadano

Los estudios que se han llevado a cabo concluyen que la disponibilidad de alimento es el factor que mejor explica la presencia de palomas en un lugar determinado y, en concreto, la figura del alimentador.

Para conseguir reducir la disponibilidad de alimentos que tienen las palomas, durante diversos periodos de tiempo y en todos los distritos se han llevado a cabo campañas de sensibilización y concienciación con informadores ambientales a pie de calle, que han explicado a la ciudadanía, sobre todo a los alimentadores, los efectos negativos que tiene el hecho de dar comida a las palomas.

En relación con el control ético de palomas, apelamos a la corresponsabilidad de la ciudadanía: controle el funcionamiento de los dispensadores y avise de posibles actos de vandalismo; participe en el registro de incidencias y las posibles soluciones; reduzca la alimentación directa y controle la alimentación indirecta eliminando los restos de comida en el suelo (no les dé comida ni la tire al suelo); e informe de la localización de construcciones abandonadas y abiertas que faciliten la nidificación.