Plan del juego en el espacio público

El Plan del juego en el espacio público con el horizonte 2030 pretende pasar de una ciudad con áreas de juego a una ciudad jugable. Su objetivo es mejorar y diversificar las oportunidades de juego y actividad física en el espacio público por sus amplios beneficios tanto para el desarrollo y bienestar de la infancia y la adolescencia como para la salud y la vida comunitaria.

Es el resultado de un proceso transversal y participado de más de 400 profesionales, entidades y ciudadanía –niños y adultos– y se inspira en planes de juego pioneros de otras ciudades como Dublín o Londres. Al mismo tiempo, da respuesta a las recomendaciones de las Naciones Unidas para hacer avanzar el derecho al juego, un derecho humano específico de niños y adolescentes.

Con este plan, Barcelona busca un cambio de paradigma para convertirse en una ciudad con zonas específicas de juego más diversas, creativas, accesibles e inclusivas, a la vez que pone el urbanismo de toda la ciudad a disposición del juego.

Con esta visión, en este plan se concretan 63 actuaciones que responden a una óptica integrada y transversal que combina acciones de urbanismo (desde microintervenciones y urbanismo táctico hasta grandes transformaciones urbanas) con acciones sociales (desde dinamizaciones itinerantes hasta nuevos conceptos en servicios públicos).

En el Plan del juego se definen diez proyectos tractores que fomentan el cambio de visión en torno al juego:

  • Retirar los carteles de prohibido jugar a la pelota
  • “Obrim Carrers”. Cortes de tráfico en diferentes calles de la ciudad, durante el fin de semana.
  • “Jugamos en las plazas”: propuestas lúdicas para favorecer el hábito de encontrarse 
  • Priorizar el juego en las calles y plazas los sábados por la tarde para esplais y caus
  • Elaborar el Plan de patios coeducativos, verdes y comunitarios de las escuelas de infantil y primaria de la ciudad
  • “Protegemos las escuelas”, una plaza en la puerta de cada escuela
  • Más juegos de agua y arena 
  • Crear espacios lúdicos singulares y nuevos parques deportivos urbanos
  • Abrir chiringuitos en espacios lúdicos con lavabos y préstamo de juegos.
  • Dar apoyo al juego de los niños y niñas con diversidad funcional

 

Más allá de las áreas de juego

Barcelona dispone de más de 900 áreas de juego infantil, unos espacios que el Plan del juego pretende mejorar y diversificar. Además, propone acciones para incrementar las oportunidades de juego en todo el conjunto del espacio público, es decir, en todo lugar donde se juegue de manera más o menos espontánea, fortuita y puntual. 

Así pues, el plan trabaja con el concepto de infraestructura lúdica y prevé actuaciones de transformación de los entornos de las áreas de juegos como los parques y las plazas, pero también en las mismas calles, los patios y entornos escolares y los espacios deportivos.

Por eso trabaja de manera transversal y coordinada con propuestas ya existentes.

 

Nuevos juegos singulares

Una manera de ejemplarizar el cambio en la política del juego de la ciudad consiste en incorporar elementos de juegos singulares y atractivos que ofrecen diferentes posibilidades de juego y de exploración para los niños.

A lo largo de los años 2018 y 2019 se han instalado los cinco primeros elementos en los espacios siguientes:

 

10 hitos del Plan del juego

Además de los diez proyectos tractores y la instalación de los cinco elementos singulares, el Plan del juego recoge diez hitos clave a alcanzar de aquí al 2030:

  • Doblar las áreas de juego que ofrecen actividades lúdicas, juego diverso y creativo.
  • Reducir y eliminar las áreas de juego que tienen menos de 50 m2 o que no ofrecen suficientes actividades lúdicas.
  • Crear diez espacios para el juego de salpicarse y para refrescarse, y aumentar las posibilidades de juego con arena.
  • Aumentar las posibilidades de juego con retos pensadas especialmente para adolescentes y jóvenes con la creación de diez parques deportivos urbanos, veinte tirolinas, quince toboganes gigantes y veinte elementos de juego con reto de altura.
  • Promover el juego compartido y colaborativo y la actividad física en grupo al aire libre, para conseguir que el 50% de los elementos de juego favorezcan el juego compartido, así como que haya 250 mesas de pimpón y 150 canastas de baloncesto.
  • Incrementar las oportunidades de juego de las personas con diversidad funcional, asegurando que el 100% de las áreas que se renueven incorporen certificaciones inclusivas.
  • Llegar al 40% de las áreas de juego con fuentes de agua próximas, el 90% de los espacios verdes con fuente de agua para beber, el 20% con lavabos de acceso público y el 75% de los parques y jardines con mesas de pícnico o similar.
  • Conseguir que un 60% de los centros educativos públicos tengan patios adecuados y con usos comunitarios (un mínimo de 120 patios).
  • Hacer intervenciones en aproximadamente 100 entornos escolares para convertirlos en lugares de estancia y socialización.
  • Reducir el sedentarismo y promover el juego al aire libre en la infancia y juventud de la ciudad, y reducir las tasas de inactividad física. Reducir por debajo del 15% el porcentaje de niños y niñas que no juegan ningún día en la calle.

 

Consulta el Plan del juego en el espacio público (en catalán)


Jornada Juego y Ciudad

El Plan del juego en el espacio público se presentó en febrero del 2019 en la jornada Juego y Ciudad, organizada por el Área de Ecología Urbana y el Área de Derechos Sociales, y con el apoyo del Instituto Infancia y Adolescencia de Barcelona. En la jornada participaron, entre muchos otros, Sam Williams, investigador, consultor y activista del juego, y Francesco Tonucci, pedagogo e investigador en el Centro Nacional de Investigación Italiano especialista en infancia y ciudad.

Barcelona da mucho juego

El Plan del juego en el espacio público es el resultado de la Medida de gobierno “Barcelona da mucho juego” aprobada en febrero del 2018.

Esta medida de gobierno define los retos a la hora de favorecer el juego en el espacio público y en la vida cotidiana, recoge las actuaciones ya desarrolladas o que han estado en marcha durante los últimos años e identifica las acciones previstas para los años 2018 y 2019 para definir el Plan del juego en el espacio público 2020-2030.

Consulta la Medida de gobierno “Hacia una política de juego en el espacio público”

10

proyectos tractor

10

hitos del Plan del juego

5

juegos singulares

Doblar las áreas de juego que ofrecen actividades lúdicas, juego diverso y creativo.

Reducir y eliminar las áreas de juego que tienen menos de 50 m2 o que no ofrecen suficientes actividades lúdicas.

Crear diez espacios para el juego de salpicarse y para refrescarse, y aumentar las posibilidades de juego con arena.

Aumentar las posibilidades de juego con retos pensadas especialmente para adolescentes y jóvenes con la creación de diez parques deportivos urbanos, veinte tirolinas, quince toboganes gigantes y veinte elementos de juego con reto de altura.

Promover el juego compartido y colaborativo y la actividad física en grupo al aire libre, para conseguir que el 50% de los elementos de juego favorezcan el juego compartido, así como que haya 250 mesas de pimpón y 150 canastas de baloncesto.

Incrementar las oportunidades de juego de las personas con diversidad funcional, asegurando que el 100% de las áreas que se renueven incorporen certificaciones inclusivas.

Llegar al 40% de las áreas de juego con fuentes de agua próximas, el 90% de los espacios verdes con fuente de agua para beber, el 20% con lavabos de acceso público y el 75% de los parques y jardines con mesas de pícnico o similar.

Conseguir que un 60% de los centros educativos públicos tengan patios adecuados y con usos comunitarios (un mínimo de 120 patios).

Hacer intervenciones en aproximadamente 100 entornos escolares para convertirlos en lugares de estancia y socialización.

10º

Reducir el sedentarismo y promover el juego al aire libre en la infancia y juventud de la ciudad, y reducir las tasas de inactividad física. Reducir por debajo del 15% el porcentaje de niños y niñas que no juegan ningún día en la calle.