El barrio actual corresponde a la zona más histórica del antiguo municipio de Les Corts, que se originó en torno a las masías que se reunían al abrigo de los torrentes que bajaban de Collserola. En el siglo XIX sufrió un crecimiento muy rápido, que le comportó una independencia administrativa, prometedora pero breve, puesto que Les Corts se agregó a Barcelona en 1897.

Actualmente, presenta un paisaje urbano bastante heterogéneo que combina edificaciones de origen medieval, las que provienen de las primeras urbanizaciones ochocentistas y novecentistas y otras de nueva construcción que han creado todo un catálogo de arquitectura contemporánea muy reconocido por varios premios FAD.

Diferentes núcleos, una identidad

El sector conocido como Camp de la Creu-Loreto, al este del barrio, ha heredado su nombre de la cruz de término y del convento de las monjas francesas de Loreto que había en este lugar. Durante la década de los años setenta del siglo XIX, se abrieron las calles principales y la plaza del Carme, situada en el eje central de esta popular barriada. A finales de siglo se instalaron, alrededor, diversas industrias, como la fábrica Castells y su colonia obrera, actualmente en proceso de remodelación.

Las plazas de Can Rosés, de la Concòrdia y de Comas, situadas a lo largo de los ejes vertebradores transversales, son el corazón del antiguo núcleo, por encima de la Travessera de Les Corts. La parte más alta de este sector ha estado ocupada íntegramente por nuevos desarrollos residenciales y sobre todo terciarios a ambos lados de la Diagonal. En los terrenos de la antigua masía de Can Batllori, sobre la Diagonal, se encontraron restos neolíticos e ibéricos, así como una villa y una necrópolis romana.

Finalmente, el sector de Can Novell-plaza del Centre y plaza del Sòl de Baix, entre la Travessera y la avenida de Madrid, comprende mayoritariamente zonas de urbanización bastante reciente, como la de los terrenos donde estuvo el campo del FC Barcelona entre los años veinte y sesenta del siglo XX. Antiguamente pivotaba sobre el eje vertical de la calle de Vallespir, que facilitaba el acceso de los habitantes de Les Corts al tren de Sants.

Ver menos