Música en los parques

Cada año los espacios verdes de la ciudad se llenan de música gracias al tradicional festival "Música als parcs". Este ciclo de conciertos veraniegos nació hace más de quince años con el objetivo de acercar la música de calidad a todos los públicos y fomentar la presencia de los jóvenes intérpretes. Asimismo, pretende potenciar las posibilidades de los parques como espacios de convivencia y ocio también durante los atardeceres y noches de verano.

Este certamen de conciertos de verano gratuitos en los jardines y parques de la ciudad, organizado por el Ayuntamiento de Barcelona con la colaboración de los distritos y otras entidades municipales, incluye distintos estilos de música, como clásica o de jazz. El ciclo se inicia con un concierto de apertura en junio a cargo de alguna formación singular, ofreciendo conciertos cada semana hasta finales de agosto, y con un concierto de clausura que cierra el certamen.

Música en los Parques 2018

La edición de este 2018 contó con 14.100 asistentes que pudieron disfrutar de los 49 conciertos ofrecidos de diferentes estilos, como la música clásica, jazz, blues, formaciones corales y formaciones de escuelas de música u orquestas en varios parques y jardines de la ciudad. 

Los músicos y los intérpretes que actuaron fueron seleccionados por un jurado. Todos ellos, con edades comprendidas entre los 16 y los 35 años, pudieron ofrecer conciertos de pequeño formato, cuartetos como máximo.

También  participaron escuelas de música municipales, con la voluntad de destacar la tarea educativa de las escuelas de música de Barcelona, que forman gran parte de los músicos que en el futuro pasarán a estudios musicales superiores.

Para dar a conocer mejor los beneficios sociales y ambientales de los parques y jardines, este año también se continuaron haciendo visitas guiadas previas a los conciertos, una en cada distrito, con explicaciones sobre la historia, la biodiversidad y también las peculiaridades de estos espacios. También se hizo una visita a La Fàbrica del Sol, en la Barceloneta. Unas 400 personas pudieron descubrir y disfrutar de estas actividades guiadas.