Ningún niño o niña sin verano con los ‘casals’ Baobab

Ningún niño o niña sin verano con los ‘casals’ Baobab

Hoy empiezan los ‘casals’ urbanos Baobab, organizados por el Instituto Municipal de Educación en el marco del Plan de barrios, en once barrios de atención prioritaria y con un total de 1.161 niños de entre 4 y 12 años. Este año la oferta de plazas se ha ampliado más allá de las 1.000 previstas inicialmente para poder inscribir a los niños y niñas que estaban en lista de espera, lo que supone un 62 % más que durante el verano del 2019. Para conseguir esta ampliación y con las nuevas medidas de seguridad sanitaria, se ha incrementado la inversión en un 43,14 %, de manera que pasa de los 349.956,5 euros previstos a 500.959,32 euros.

Los barrios donde empiezan hoy los casals Baobab son el Raval sur y Gòtic sur, la Marina de Port, la Teixonera, Sant Genís dels Agudells, la Trinitat Nova, Baró de Viver, el Bon Pastor, la Trinitat Vella, el Besòs y el Maresme y la Verneda y la Pau. Los diez casals son gratuitos, tienen lugar en instalaciones escolares de los barrios en horario de mañana y tarde, incluyen el servicio de comedor y se distribuyen en dos turnos a lo largo del mes.

Con el refuerzo que se ha efectuado este año del programa Baobab:

  • se ha podido facilitar la inscripción a todos los niños y niñas,
  • se ha llegado a dos barrios más (el Raval sur y el Gòtic sur),
  • las actividades incluyen contenidos de competencias básicas,
  • se potencia el acompañamiento emocional con el objetivo de paliar los déficits escolares y emocionales de estos meses.

Este refuerzo forma parte del plan 100 % Verano, el plan extraordinario de actividades de verano para niños y niñas, adolescentes y jóvenes con la finalidad de dar respuesta a los impactos que la crisis de la COVID-19 ha provocado en los niños, singularmente en los de los barrios de acción prioritaria enmarcados en el Plan de barrios.

El programa Baobab nació en el verano del 2016 con el objetivo de ayudar a compensar desigualdades educativas en la ciudad, favorecer que todos los niños tuvieran acceso al ocio educativo, especialmente en verano, y compensar las desigualdades territoriales en la oferta y el tejido asociativo educativo. Por eso se organiza en barrios donde no hay este tipo de oferta en agosto. Además, la iniciativa pretende fomentar los vínculos entre los niños y niñas y sus familias con los esplais, caus y entidades de ocio educativo del territorio durante el resto del año.

Monitores y monitoras

Se trabaja para que la mayoría de los monitores y monitoras y los equipos directivos de los casals sean de los mismos barrios y estén vinculados durante todo el año al asociacionismo educativo (esplais y caus). Este año, 7 de cada 10 monitores y monitoras (el 68 % de las 115 personas que trabajan en los casals) son jóvenes del mismo barrio o territorio, y 18 de ellas son auxiliares de educación especial que atienden a niños y niñas con necesidades educativas.

Además, han recibido formación y disponen de nuevos materiales de acompañamiento emocional y materiales educativos para introducir de manera lúdica contenidos escolares en las actividades de los casals. Este año cuentan con el apoyo y los recursos pedagógicos y emocionales que ofrecen las guías El lleure educatiu d’estiu a la ciutat de Barcelona: Guia de suport i orientacions pedagògiques y Recomanacions i recursos per a la gestió i l’acompanyament emocional de la infància i l’adolescència en espais educatius i de lleure durant la covid-19. Las dos las ha promovido el Ayuntamiento de Barcelona y se trata de unos materiales que se han trabajado con la Universidad de Girona y con el Colegio de Psicología de Cataluña.

Ayuntamiento de BarcelonaÁrea de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBIContactaAviso legal Accessibilidad