Usted está aquí

El carril bici de la Gran Via de les Corts Catalanes baja a la calzada

Infraestructura. Esta semana, coincidiendo con la instalación de la Feria de Reyes, se ha abierto a la circulación el tramo de carril bici del eje Gran Via entre la calle de Vilamarí y la plaza de la Universidad.

La ciudad de Barcelona está generando nuevos ejes ciclistas, uniendo los existentes y, siempre que la sección de la calle lo permite, trasladando en la calzada carriles bici que hoy están en las aceras.

De la acera en la calzada

La acera no es el espacio deseable para las bicicletas, sino para los peatones. La bicicleta es un vehículo más, y por lo tanto su lugar natural está en la calzada, porque es el espacio más rápido y cómodo por circular.

Pero para bajar las bicicletas a la calzada es necesario generar unas condiciones adecuadas de seguridad, que actualmente todavía no tenemos en toda la ciudad.

Precisamente por eso, tal como marca la Medida de Gobiernos de la Estrategia de la Bicicleta 2015, desde el principio de este mandato se está desarrollando un plan de construcción y mejora de carriles bici que está ayudando a avanzar en esta dirección.

El eje Gran Via de les Corts Catalanes

Éste es un eje horizontal sin mucha pendiente que cruza el llano de Barcelona, entre Llobregat y Besós, lo que lo hace importante para cualquier modo de movilidad.

En la actualidad, con respecto a las bicicletas, hay soluciones constructivas diferenciadas según el tramo que abordamos y va más allá del propio municipio de Barcelona, introduciéndose en L’Hospitalet de Llobregat hasta el cauce del río.

El tramo central, entre plaza Espanya y les Glories, transcurre principalmente sobre las tercianas de peatones, carriles unidireccionales señalizados horizontalmente situados a la izquierda, en algunos tramos sin señalización, o en espacios de convivencia entre peatones o en calzada con los vehículos a motor.

Por este motivo en las obras de mejora de este eje ciclable también se aplicarán soluciones constructivas diferenciadas.

Tramo Vilamarí – Aribau

Este es el primer tramo que baja definitivamente a la calzada y su implementación se ha hecho aprovechando la instalación de la Feria de Reyes de la Gran Vía.

El diseño final ha sido hecho a partir de la experiencia adquirida con la instalación provisional del carril ahora hace un año. De esta manera, en esta ocasión ya no se retirará de la calzada una vez finalizadas las fiestas navideñas.

El carril bici se ha construido aplicando los criterios que marca el Manual de Diseño de Carriles Bici de Barcelona.

Mejora de las conexiones entre carriles y más facilidades para la circulación de bicicletas en calzada

Se ha reformulado la conexión de la calle de Aribau. Ahora el carril bici lo cruza, y tiene su inicio y final en el mismo lateral, dando continuidad a la circulación de las bicicletas en calzada y compartiendo el espacio con los vehículos motorizados.

El nuevo carril bici incorpora un cruce de la Gran Vía con la calle de Muntaner, que hasta el momento el carril bici enviaba a los ciclistas por los pasos de peatones para cruzar la Gran Vía.

En los cruces con el carril bici de Urgell y Calabria se ha mejorado la señalización, teniendo en cuenta todos los movimientos que pueden realizar los ciclistas. También se ha renovado el sistema semafórico.

Dado que desde este cruce hasta plaza Espanya el carril bici es bidireccional, en la acera montaña se ha generado, en el cruce con Vilamarí (carril bidireccional) un nuevo paso de montaña a mar, facilitando el cambio de sentido en las bicicletas que circulan hacia el Besòs.

En todos los cruces en donde las bicicletas pueden dar un giro hacia una de las calles perpendiculares se han implantado zonas adelantadas de espera, en el que, con la fase semafórica roja, los ciclistas pueden coger una posición en la vía que les posibilita una salida preferente ante la movilidad motorizada, evita posibles cruces peligrosos entre vehículos y aumenta la seguridad vial de todos los modos de transporte.

El tramo abierto esta semana continuará con las obras a partir de enero de 2018, haciendo retoques de algunos aspectos y borrando definitivamente el carril de la acera.

Dentro de la planificación con la cual se trabaja, la Dirección de Movilidad contempla una intervención importante en la Gran Via de les Corts Catalanes.

Esta actuación se realizará con un doble objetivo: por una parte dar continuidad al carril bici de la Gran Vía, entre la plaza Espanya y la plaza de las Glòries, habilitando un nuevo carril bici en aquellos tramos donde no existe, y por otra transformar la mayor parte del carril bici ya existente, con el fin de mejorar la seguridad y el confort de la circulación de bicicletas, así como la de los peatones.

En próximas fases se completará la renovación global de este eje ciclable resolviendo puntos como el paso de la plaza España, el tramo Universidad – Pau Claris, el paso por Tetuán o la llegada a la plaza de las Glòries. También la mejora del tramo entre la plaza Espanya y la plaza de Cerdà.

Más información